2677.- Punto portugués de Rosa pomar editorial gustavo gili

2677.- Punto portugués de Rosa pomar editorial gustavo gili

Punto portugués de Rosa Pomar de la Editorial Gustavo Gili es un libro que tenía montón de ganas de tener en mis manos porque tenía una pinta estupendisima (y no defrauda para nada).

Hace algunos años me enseñaron a tejer con esta técnica, y realmente me resultó entretenida. Si bien es cierto que cuando uno se acostumbra a tejer de una forma determinada el cambiar le saca de su zona de confort, me gusta probar cosas nuevas y esta fue una de ellas. Y si ya te encuentras con un libro en el que se ha investigado sobre esta forma de tejer y los textiles portugueses pues mejor que mejor.
Que decir de Rosa Pomar: Que teje desde bien pequeña, estudió Historia y tiene una tienda en Lisboa (Retrosaria) donde tiene lanas de su marca y hace talleres de un montón de tipos. Hoy en día es un referente del craft no solo en Portugal. 
Para ver los proyectos que incluye el libro puedes ir a la pagina de Ravelry aunque en mi opinión no es lo mas llamativo del libro sino mas bien el principio donde habla de los materiales, acabados, materias primas, y la técnica en si.  
Rosa recorrió todo el país para recoger muestras y hablar con los pastores, hilanderías y tejedoras de allí. Un viaje que personalmente me encantaría hacer por España.
La introducción del libro dice así:

No es fácil decir cuándo comenzó a tomar forma el proyecto de este libro. Hace 30, cuando yo tenía siete, aprendí los rudimentos del punto del derecho y del revés de una prima mayor que yo. Hace tres años decidí empezar a estudiar y escribir un día a la semana. Por el camino, varias cuestiones despertaron mi curiosidad. La primera y más obvia estaba relacionada con las ilustraciones de los libros de punto con los que intentaba aprender a dar forma a mis labores: ¿por qué las ilustraciones de los puntos casi nunca se correspondían con mi manera de tejer? ¿Y por qué algunas personas tejían “al cuello” y otras “al aire”? 

Con el comienzo del nuevo siglo, tras tejer varios jerséis, internet abrió una inmensa ventana al mundo del punto en Estados Unidos y, poco después, en otros países. Nacía así un movimiento global de recuperación de los trabajos manuales que no ha dejado de crecer y dar frutos. Quien ya hacía punto o estaba empezando se encontró con que, con solo hacer clic con el ratón, tenía a su alcance gran cantidad y variedad de hilos y materiales hasta entonces desconocidos o inaccesibles, y un oasis de páginas web y publicaciones sobre el tema. A mi viejo ejemplar de O grande livro dos lavores, que me traje de casa de mi abuela y que me ha acompañado hasta hoy, iba añadiendo los libros de punto que se publicaban en otros países con patrones que me apetecía tejer y vestir, muy diferentes de los de las revistas que se veían por aquí. Y junto a esos vinieron, cada vez con mayor frecuencia, libros sobre técnicas y patrones característicos de otras partes del mundo, desde los Andes a Turquía o Escandinavia. 

Hace mucho tiempo que me interesan los textiles tradicionales portugueses. Si bien es cierto que mi formación académica (en historia y, aunque fugaz, en artes plásticas) me enseñó a fijarme en el contexto y en los procesos de producción, una infancia vivida en lugares donde se tejía en telar, se bordaba y se hacía punto también influyeron en mi creciente interés. Los textos y las imágenes que publico en mi blog desde hace casi dieciséis años (aervilhacorderosa.com) ilustran a la perfección este recorrido. 

El primer capítulo de este libro (más abreviado en esta edición), lo escribí basándome en las fuentes impresas sobre diversos ámbitos y disciplinas. El objetivo era reunir pistas que me permitiesen trazar una cronología sobre la presencia y evolución de la labor de punto en Portugal. 

El segundo capítulo es una pequeña guía de cómo hacer punto al estilo portugués, con indicaciones prácticas para la elección de hilos y herramientas. En él dimos prioridad a la ilustración de las técnicas, un trabajo realizado desde el principio y en su totalidad por mi amiga Rita Cordeiro. En cuanto a la elección de las técnicas, dentro de un repertorio infinito que sería imposible cubrir en una obra como esta, decidimos ilustrar las necesarias para elaborar los proyectos del siguiente capítulo. 

Completan el libro los ejemplos que se explican en el tercer capítulo. Directa o indirectamente, todos se inspiraron en piezas tradicionales portuguesas, en sus motivos, colores y materiales. Pero por encima de todo se realizaron de manera intuitiva, y por ello frecuente, en nuestras aldeas, favoreciendo la técnica circular y el punto del revés. Algunas piezas, como el gorro de campesino (página 157) o los calcetines en espiral (página 92), se enseñan a tejer en el libro tal como yo lo aprendí, sin alteración alguna. Por su forma y función, me parece que son tan actuales y pertinentes ahora como cuando se tejieron por primera vez hace décadas, puede que incluso siglos.


Solo leer esta parte ya engancha a tejer el libro ¿verdad? O a leerlo, o … 
Hice un pequeño video para que hagan la boca agua 😉

Cabe destacar también su pinterest (sigo siendo muy fan de esta red social) que es sumamente ilustrativa.
▶︎ Comprar el libro de Rosa Pomar edición impresa o en ebook de la editorial Gustavo Gili

Gracias por tu comentario:

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar