2612.- Tartas sin horno

En verano no apetece encender el horno, pero siempre nos podemos dar el capricho de una tarta, a ser posible fresca de la nevera o bien que no nos haya costado mucho rato al frente de una sartén, como puede suceder si nos ponemos a hacer una tarta de crepes, que tomaremos fría, pero hemos cuajado en caliente. Ya hemos mencionado en otras ocasiones tartas sin horno, así como ideas interesantes de tartas de cumpleaños infantil ya clásicas como la de galletas, o el sencillo y vistoso flan de café. Podemos hacer nuestras bases de bizcocho para tarta en el microondas, sin embargo puede que ya estemos plenamente conscientes de la terrible “operación bikini” y no queramos ver tartas más que hechas de amigurumi, preciosas y que no nos aportan caloría alguna.

Repasemos con #laboresenred unas cuantas opciones de tartas sin horno para elaborar durante el verano. Muchas de ellas tienen como base la cuajada o la gelatina. Personalmente temo el momento en que las recetas mencionan la parte de montar claras o hacer mousse por lo que implica de batidora y la mala maña que me doy en ese aspecto, pero, ¡vamos a por todas!



Tarta de arroz con leche (vía Directo al paladar)

Podemos usar tartaletas con base de galletas (enfriada al horno) igualmente podemos usar tartaletas de barquillo compradas, quien hace la ley, hace la trampa y en verano es el cocinero quien decide tomar la vía rápida.



Tartaleta de lima y queso crema (vía Directo al paladar)

Lo mismo con las bases de galleta, podemos instalar nuestra “tarta” en vasitos con una base de galleta, de una manera fácil nos quitamos la parte de desmoldar, aunque habrá quien no lo vea tanto como una tarta al uso.



Tarta de limón fácil (vía Divina cocina)

En el país vecino saben tan bien como en España lo que es el calor, de modo que tienen una rica tarta de nata portuguesa con una pinta deliciosa.



Tarta de nata portuguesa (vía Todo cooking)

Quizá haya llegado el verano y aún tengáis turrón rodando por casa, ¡no esperemos a que llegue septiembre y su caducidad! Démosle uso en un formato fresco y atractivo.



Tarta de turrón sin horno (vía Divina cocina)

La fruta siempre es una idea refrescante, pero si queremos darle otro formato, el de tarta es ideal para el verano también.



Tarta de piña (vía Pequerecetas)

La tarta de queso sin horno no puede faltar en este recopilatorio de recetas para el verano, esta tiene una pinta excelente, ¿no os apetece?

Tarta de queso sin horno (vía La Juani de Ana Sevilla)
¿Con qué tarta te quedas para este verano?

2313.- Tartas, pasteles, flanes… sencillez para sorprender

Aquí estoy, un año más maquinando recetas para sorprender a mi señor esposo. Mi jovenzuelo ha cumplido años cambiando de decena y ¡toca celebrar! Para cebarle bien lo mejor es ceñirse a sus gustos: sencillos, por supuesto, nada de parafernalia, ni de mantequillorra con azúcar al más puro estilo yanki (¡adiós, manga pastelera!) y mucho menos fondant (esa plastilina de azúcar tan bonita como empalagosa)

La siguiente selección de tartas, algunas realizadas en años anteriores y otras por realizar, quizá no sean vistosas y sorprendentes, pero son aptas hasta para las manos inexpertas. Y lo mejor es que están formidablemente ricas. Sin más preámbulos… ¡A por ellas!

Hace más de tres años que atesoro esta receta, quizá una de las golosinas de chocolate que más tolero, la Sachertorte, es ya un clasicazo de la cocina Austríaca. La tarta Sacher (leído /sájer/) fue creada en 1832 por un joven aprendiz de repostería. Su crujiente cobertura de chocolate y la suavidad de la mermelada de albaricoque son un caprichito. Su presentación, lisa y sencilla, es el colmo de la elegancia. Confieso que a mi no me queda tan lisita, pero es rica, riquísima. Si alguna vez pisáis por Viena no dejéis de tomarla, en ese mismo hotel, con una buena taza de café melangé.

Sachertorte (foto de la Wikipedia, y por aquí la receta que yo sigo)

En otra ocasión me atreví con una tarta Guinness, también es bonita, espectacular el contraste y la negrura del chocolate con la “espuma” de queso. Eso sí, confieso que las proporciones de mantequilla me superan y puede que ,si la repito alguna vez, pervierta la receta reduciendo ese ingrediente a la mitad. Es irlandés a tope.

Chocolate Guinnes cake (vía Nigella

Como en esta casa somos muy frikis de lo nuestro, siempre nos ha llamado la atención uno de los postres más emblemáticos de Japón, presente constantemente en animes como el de Shin Chan, cuyo protagonista se pierde por la tarta de fresas con nata. Es fácilmente adaptable con un bizcocho sencillo y buena nata montada. Lo mejor es hacerla en tamaño pequeño para compartir entre dos enamorados. Y hasta ahí puedo leer.

Shortcake de fresas (vía Recetas Japonesas)

Una de las tartas que me gustan y que tienen mucha aceptación últimamente puede ser la tarta de zanahorias, también llamada carrot cake. La más ricas que he probado la hizo una compañera de trabajo… qué rebuena estaba, ahí os dejo su receta. Especiada y dulce, cargadita de zanahoria, con pasas y nueces, por lo que ¡también cuenta como verdura! Ideal para una tarde de té con amigos.

Carrot cake (vía Sweet June)

Últimamente me sorprendió encontrar en el buzón publicidad con una rica receta en su contraportada. Reconozco que en un barrio nuevo, de esos con un portero que intercepta todos los folletos, es difícil que te llegue la propaganda. Se agradece no tener el buzón lleno de papelotes, sobre todo en verano, pero otras… También es cierto que me han pillado con la mente golosa y el proyecto de tartas en mente, pero ahí os dejo un tentador pantallazo de la tarta que proponen de cerezas. No sé si está bonito que os remita a la publi de un mercado, pero, ¡eh! ¡tiene una pintaza! No se descarta que la haga con cerezas naturales cuando sea la temporada, ¡que no queda nada! Lo seguro es que me fijaré un poco más en el buzón e iré coleccionado estas recetas de contraportada.

Tarta de cerezas (vía Aldi)

Actualización de última hora sobre la tarta “de cerezas”. La he recreado con la mitad de ingredientes y queda una tarta considerable, casi tan grande como la de la foto del catálogo. Se puede cambiar una fruta por otra, por ejemplo, trozos de melocotón en almíbar, gajos de mandarina, manzana… La base es del tipo “galleta de mantequilla”y tal vez en la parte baja del horno se haga mejor, aportando consistencia. La próxima vez pondré menos mantequilla, porque rezumaba. Es preferible dejar que enfríe y termine de cuajar en el propio molde antes de desmoldar, si no queremos que se desmorone. Os lo digo con conocimiento de causa, que mi molde se ha desmontado al ir a sacarla del horno y… mejor sin foto. Lo importante es el contraste entre la cortecilla crujiente y el interior tierno, no muy dulce y por lo tanto poco empalagosa.

El colorido y la gelatina son muy retro, pero me ha fascinado visualmente esta receta. No está nada mal para dar a los niños y, aunque los colores elegidos lo hacen muy navideño, este flan de gelatina me ha dejado flipando. Lo mejor, que es sencillo a más no poder, nutritivo y, ¡fresco para el verano!

Gelatina de leche y frutas (vía Pequerecetas)

Finalmente os comentaré la tarta que tengo intención de hacer para celebrar con los colegas. Una de las muchachas es celiaca, ¡es una movida! Como me gusta agasajar a mis invitados con cosas que puedan picotear sin miedo a, no sé, salir corriendo al hospital más cercano….  Además para mi es un mundo prácticamente nuevo con el que me solidarizo, por lo tanto tengo pensado hacer un sencillo flan de café “al estilo madre”, cuya receta os comentaré a continuación y cuya foto será la que saque yo sobre la marcha. ¡¡Espero que quede rico y también digno de foto!!

La receta del susodicho flan de café es típica de madre, es decir “cantidades a ojo”. Viene llevando un par de sobre de cuajada (¡sin gluten!), medio litro de leche, una tarrina de queso de untar (unos 200 gramos), azúcar al gusto (dos o tres cucharadas van bien, según nos levantemos de golosos) y una puntita de café soluble (media cucharadita o la cucharadita entera si queremos un sabor más intenso a café) Todo esto lo calentamos en una cazuela, mezclando bien y disolviendo los sobres de cuajada previamente en un poco de leche. Lo vertemos en el molde caramelizado y dejamos que se enfríe antes de desmoldar. Como se come fresquito es ideal para el verano. Para los más viciosillos y los atrevidos, he leído por ahí una versión que añade a la mezcla un chorrillo de crema de güisqui, dando como resultado un flan de café “irlandés”, ¡habrá que probarlo también!

¡Que aproveche!

1929.- Tartas sin horno

En esta época del año, poco apetece ponerse con el horno, o al menos eso me pasa a mí… me da mucho calor entrar en la cocina y sentir ese “fuego”. Así que si he de preparar una tarta, suelo hacer las que no necesitan horno, y son buenísimas!! Además, muchas son muy rápidas de preparar y te sacan de más de un apuro.
Aquí os dejo una muestra de algunas tartas que no necesitan horno (ni microondas):
Vía: “Dulces Bocados
Vía: “Delicietas
Vía: “La Ventolera
Tarta de obleas chocolateada, de Bocadosdecielo (también dispone de la misma versión, pero expréss y con flan):
Vía: “Bocadosdecielo
Vía: “Pametas
Tarta tres chocolates, de Mis deseos más dulces, con un paso a paso genial:
Vía: “Mis deseos más dulces
Espero que os llegue la inspiración y a pesar de este calor os endulcéis un poco.
Feliz inicio de semana!!!
Tuppers batch cooking venusanzchef

Batch cooking, cocinar para toda la semana.

Batch cooking, cocinar en una tarde para toda la semana.

Últimamente me planteo mucho el tiempo que pierdo. Más bien no que pierda sino que no aprovecho por ejemplo en mis hobbies.

Una de las cosas que menos me gusta hacer es cocinar, aunque luego dicen que no se me da mal del todo, pero tengo que reconocer que me aburre mucho.

dormir la siesta batch cooking

Pero como se puso de moda el batch cooking o como cocinar en una tarde toda la comida de una semana pues ahí que estaba yo buscando información.

He tenido la suerte de asistir a un taller de Cristina Ferrer en la feria de alimentación gourmet de la mano de los caldos Aneto y de ahí al post de hoy va una ardua tarea de investigación (vale, ardua tampoco pero que este post tiene miga ji ji ji).

Comenzamos: Yo elegí el Domingo por la tarde para hacer el batch cooking.

Viernes: lista de la compra.

Miraré lo que tengo en la despensa para poder aprovechar lo que hay y de paso mirar las fechas de caducidad y hacer espacio.

También podemos mirar los productos de temporada tal y como sugerí hace unas semanas.

Luego voy a seleccionar las recetas. Probaré una nueva a la semana (bueno venga vale, 1 al mes, seamos realistas) y así me deleitaré con la letra de mi abuela y mi madre y sus recetas de toda la vida.

Mas bien no es hacer la receta en si sino las bases de las mismas. Es decir : sofritos, arroz, huevos cocidos, etc.

Imprimiré un menú semanal de estos que tenemos ya sugeridos en la web para que sepan en casa de antemano lo que hay de comer ese día.

En base a ese menú voy a mirar los ingredientes que necesito.

Sábado: día de compra.

Comprar única y exclusivamente lo que hay en la lista. Así evitaré tirar lo que no se utilice y quede malo a lo largo de la semana en la nevera ( ¿a quién no le pasó?).

Domingo: ¡a cocinar!

Cristina nos dijo que nos encerráramos en la cocina junto a un vinito o refresco y disfrutáramos del proceso.

Batch cooking con niños
Imagen via cocina vital.

Utilizar todos los medios a nuestro alcance : cortador de verduras, olla express (a mi me dan un miedo irracional ya lo voy diciendo), chef de cocina, horno, fuegos, …

En este punto puedes aprovechar a ponerte el podcast de tejido que nunca tienes tiempo para escuchar.

Esto también depende un poco del nivel de energía que tengas contratado, no te vuelvas locatis y me pongas todo a la vez y salten los plomos que no es plan si es que tienes contratado lo mínimo…

Y oye, una cosa que yo añadiría, ¡ayuda! ¿porque no aprovechan los miembros de la casa y echan una mano en esta tarea también?.

Súper importante: Tener la cocina bien limpia y recogida antes de empezar e ir limpiando a medida que vamos ensuciando.

Ya les iré contando porque tengo una cocina tan pequeña que no sé dónde voy a meter todo a la vez. Me estoy agobiando solo de pensarlo ji ji ji.

Una vez termine de cocinar habrá que dejar que se enfríe la comida. No se pueden meter calientes los tupppers ni en la nevera ni en el congelador.

batch cooking tuppers nevera

¡Ah! consejo consejo: los tuppers que sean de cristal herméticos. ¡Acabemos con los de plástico! A mi personalmente me gustan también las bolsas de Albal con cierre. Para gustos … además son reutilizables si los lavas bien.

También está lo de concienciarnos por la salud y el medio ambiente en cuanto a la utilización de plásticos y que, si son de cristal, puedes calentarlos en el trabajo en el microondas, por ejemplo.

Los tuppers de vidrio soportan hasta 300 grados de cocción y -40 grados de congelación. No se deforman ni estropean ni contaminan la comida. Puedes lavarlos en el lavavajillas.

Si, son mas caros que los de plástico, pero a la larga los has amortizado.

batch cooking alternativas plastico eva muerde la manzana

Eva muerde la manzana nos da unos consejos para pasar del plástico

Puedes tener tuppers individuales, será más fácil a la hora de racionar la comida.

Tengo claro que todo es empezar y que cada semana iré mejorando la técnica.

Lo primero que se empieza a cocinar son los alimentos que más tarden en hacerse (por ejemplo legumbres como los garbanzos).

Cuando termines puedes etiquetar los tuppers y guardarlos en la nevera o congelador apilados.

Una de las cosas que mas reparo me da en este tipo de organización es el tiempo que dura la comida una vez preparada.

Según he leído lo mas delicado por orden es: marisco, pescado, carne, huevos, verduras, cereales y legumbres.

Con lo que puedes planificar la semana según este criterio.

En “la cocina de lila” nos cuentan las comidas que se pueden congelar una vez ya hechas.

Batch cooking cristina ferrer
Batch cooking Cristina Ferrer

Carnes
• Carne picada cruda: cocinar en los primeros 1 a 2 días. 
• Salchichas frescas: cocinar en los primeros 1 o 2 días.
• Carne cruda (vaca, ternera, cordero y cerdo): cocinar en los primeros 2 a 4 días máximo (los cortes y trozos grandes aguantan más que los pequeños).
• Carne de pollo o pavo: cocinar en los primeros 1 o 2 días.
• Carne ya cocinada (todo tipo): Se conserva 3 o 4 días refrigerada en un tupper hermético.


Pescado
• Pescado crudo: mejor cocinarlo y consumirlo el mismo día de la compra o un día después por tema de sabor, olor, etc. Es importante aprender a elegirlo bien fresco.
• Pescado cocinado: Se conserva 3 o 4 días refrigerado en un tupper hermético
Cereales y pseudocereales cocinados (arroz, trigo, espelta, quínoa, etc.)
• La versión oficial dice “de 3 a 5 días.” Desde mi experiencia los cereales y pseudocereales aguantan bien hasta 5 días refrigerados en un tupper hermético (Te dejo enlace a un artículo donde te explico cómo cocinar la quínoa como un chef)


Legumbres
• La versión oficial dice “de 3 a 5 días.” Desde mi experiencia las legumbres aguantan bien hasta 5 días refrigerados en un tupper hermético


Sopas, guisos, cocidos
• Si las sopas, guisos y cocidos contienen carne o pescado, sugiero consumir en los primeros 3 días. Si son puramente vegetarianos pueden aguantar bien 4 e incluso 5 días. De todas formas estas preparaciones son ideales para congelar y quedan igual de buenas descongeladas y recalentadas.


Huevos
• Huevos crudos: según fecha en el envase.
• Huevos cocidos: 6-7 días con su cáscara, 1 o 2 días fuera de su cáscara.
• Platos con que contengan huevo (salsas, etc.): 3 días.
Salsas caseras, caldos
• Va a variar mucho según el tipo de ingredientes que hayamos utilizado. Como regla general consumir antes de 4 días.

Frutas
• Depende mucho de la variedad: los cítricos pueden incluso aguantar 3 semanas mientras que las fresas o arándanos duran 2 días.
• Como regla de conservación general: lavar bien la fruta, secarla, y meterla en la nevera. 
• Las frutas deshidratadas aguantan una barbaridad y no es necesario refrigerarlas.

Verduras cocinadas
• Entre 3 o 5 días. Pero ten en cuenta que la textura de algunas de ellas puede empobrecerse con los días, como es el caso de las patatas o el brocoli.

Tartas y dulces caseros
• De nuevo depende mucho de los ingredientes que hayamos utilizado, puede ser una franja de 3 a 5 días.
(via taller de salud)

Otro día veremos que recetas de cocina podemos ir planificando ¿que les parece?

Si quieres ir viendo un adelanto el comidista te va dando ideas

Y en cook storming escuela de cocina tienes unas recetas para que empieces esta mismo domingo

Mi plan para este finde es el propuesto por Itziar Digón:

  • Elige 2 cremas de verduras para cocinar y luego congelar.
  • Elige 2 guisos de cuchara para cocinar y congelar.
  • Elige 2 tipos de verduras para tener fresca en casa.
  • Elige mínimo 3 tipos de frutas diferentes para tener en casa.
  • Elige 1 plato de carne (ternera, ave, cerdo) y 2 platos de pescado (blanco y azul) para cocinar a la semana.

Imagen de portada via venusanzchef

Regalo de última hora

Ya tienes todo listo para Nochebuena y de repente alguien más se acopla a cenar a última hora. ¿Que le regalamos? Después de gritar y correr en círculos, respira y lee este post. Aquí hay un regalo de última hora para la nueva novia de algún sobrino y para tu suegra, esa que dijo que no iba tu casa ni por encima de su cadáver. Tu cuñado que no avisó que venia hasta horas antes también puede tener un regalito sin volvernos locos a recorrer tiendas.

Baja al supermercado más cercano.

Hazte con los ingredientes de su tarta favorita o de una que te salga bien. Todos excepto los húmedos. Bien colocados por capas, una etiqueta bonita con las instrucciones, lacito decorativo y éxito seguro. Haz varios botes con distintas recetas y ponlos en una cesta.

Pasa por la sección de cosmética y haz una selección temática de productos, ( maquillaje, manicura o baño relajante) otro bote de cristal y voila. Regalo último minuto perfecto.

Y si no una cesta, celofán y selección de tes, café, galletas, chocolate, comida italiana, lo que se te ocurra.

¿Y un ramo de chuches, cervezas, calcetines…? algo barato para que también puedas meter un dinerillo para que compre lo que quiera.

Compra un día de balneario o spa y preséntalo de manera original. En este tutorial ademas de vales de spa también preparan calzoncillos y calcetines, o las típicas colonias salva regalos de manera muy original.

La clave para triunfar es que lo que sea que regales mantenga una misma temática definida y una gama mismos de colores para que sea atractivo desde el primer vistazo. Así que sin agobios, un regalo de última hora y a disfrutar de las fiestas. ¡Feliz Navidad a todos!

fondue caramelo con frutas

Recetas con piña para el niño y la niña

Hace días que llevo viendo en los escaparates y en los lineales de frutería piñas naturales. La piña es una fruta muy sana y ligera que nos aporta fibra y vitaminas. Desde Labores en Red vamos a elaborar una lista de sugerentes recetas para aprovechar la temporada.

Seleccionando una piña

Una buena piña, en su punto óptimo, deberá tener un aspecto fresco, con una piel sin golpes ni manchas, y una corona sana. El color de la piel debe tender al amarillo o dorado, si es muy verde delata la inmadurez de la fruta. La corona o las hojas de la parte superior deben mostrarse frescas y de color verde. Será pesada, ya que esta voluminosa pieza contiene mucha agua cuando está fresca

Si al estirar de una hoja del centro de la corona podemos mantener la piña en el aire, es que está verde, Si la hoja se desprende fácilmente al tirar con suavidad de una de las hojas centrales, está lista para comer.

 

piña
Piñas allá donde mires

Cortar y pelar una piña fresca

Cortar y pelar la piña fácilmente tiene su truco, sólo necesitamos una tabla y un cuchillo afilado. Cortaremos la corona y a continuación haremos cuatro cuartos mediante cortes longitudinales. Pelaremos la piña con un par de cortes más separando la piel de la pulpa. En mi caso también quito una porción del centro de la piña, que resulta demasiado fibroso. En un vídeo podréis apreciarlo mejor.

 

 

Si podéis resistir su fresco aroma sin empezar a comer trocitos, ya podemos cocinar cualquier receta con nuestra piña. En alguna ocasión las hemos incluido en ensaladas, ya que es una fruta que combina muy bien con lo salado.

¡Adelante con las recetas!

Personalmente me encanta incluirla en brochetas de frutas. Para las fuentes y fondues de chocolate es una fruta con una combinación fabulosa.

 

fondue caramelo con frutas
Fondue de caramelo o chocolate con frutas, entre ellas la piña (vía Nestlé)

 

Brocheta de frutas
Brocheta de frutas (vía Blog de cuina de la Dolorss)

No sólo fresca, también pasada por la plancha puede ser una fruta deliciosa, en esta ocasión con un poco de chocolate y crema de queso.

 

Piña a la plancha con crema de queso
Piña a la plancha con crema de queso (vía Cocina familiar)

 

La piña rellena es un clásico con el que te ahorras el plato. Tanto en su versión dulce de postre de macedonia, como en la salada en modo ensalada, con sus langostinos o jamón dulce y bien de mayonesa.

 

Piña rellena, versión dulce
Piña rellena, versión dulce (vía El Comidista)

 

Piña rellena, versión salada
Piña rellena, versión salada (vía Cuchillito y tenedor)

 

Otro formato muy habitual para la presentación de piñas es en tarta, ya sea al horno o sin horno, frescas e ideales de cara al verano. Os presentamos una serie de tartas de lo más sugerente, que resaltan especialmente el dorado de la fruta.

 

Tarta de piña con caramelo
Tarta de piña con caramelo (vía Una pizca de hogar)

La tarta invertida que presentamos a continuación nos habla de un ingrediente que viene a ser una premezcla para galletas, mezcla Bisquick Original, que podemos emular siguiendo la siguiente receta. No tiene gran misterio, pero el aspecto granulado es realmente delicioso.

 

Tarta de piña invertida
Pastel de piña invertida (vía Qué rica vida)

 

Tarta de piña sin horno
Tarta de piña sin horno de gelatina (vía La masera)

 

Tarta de flan con piña
Tarta de flan con piña (vía La empana light de Bego)

 

Cupcakes de Piña colada
Cupcakes de Piña colada (vía La repostería de Miguel)

 

Las carnes combinan muy bien con la piña, no en vano suele venir en el cerdo agridulce incluida, por ejemplo. ¿Qué tal unas costillas glaseadas? ¿y unas brochetas de pollo?

 

costillas
Costillas de cerdo glaseadas (vía Gastronomía & cía.)

 

brochetas
Brochetas de pollo con piña (vía Gurmé de Abc de Sevilla)

 

Una mezcla controvertida donde las haya es la pizza con piña, conocida como pizza hawaiana. Inventada en Canadá, 1962 por Sam Panopoulos, tiene sus amantes y sus detractores. Sin duda, algo tendrá cuando ¡resiste en las cartas de los restaurantes!

 

pizza
Pizza hawaiana (vía Cuánta razón)

 

creador
Sam Panopoulu con su polémica pizza hawaiana (vía Greek city times)

 

Bebidas refrescantes con piña

Ahora hablaremos de uno de los cócteles más conocidos elaborados con piña, en sus versiones con y sin alcohol. La piña colada es una bebida refrescante y con aires tropicales que fue presentada por primera vez el 15 de agosto de 1954 en el Bar Beachcomber del The Caribe Hilton, en San Juan de Puerto Rico. Un refrigerio que nos ayudará a trasladarnos en el espacio y en el tiempo.

 

colada alcohol
Piña colada con alcohol (vía Cóctel y bebida)

 

colada sin
Piña colada sin alcohol,  ¡va por ustedes! (vía Jazmín y canela)

¿Os gusta la piña en todas sus presentaciones?

¡Que aproveche!

 

 

2565.- Tartaletas para todos

Siempre me ha parecido que todo lo que se presenta en una tartaleta está más bueno de lo habitual, incluso la lombarda. Quizá sea porque la comida se acompaña de alguna salsa sabrosa, o porque lleva queso, bechamel, crema pastelera, porque es bonito sin más o porque se podría comer de un bocado con recipiente y todo. Y el recipiente además suele estar crujiente, lo cual siempre mola. Además no te deja residuos más allá de la bandeja grande que contenga las tartaletas.

Se pueden comprar, sí, claro, pero aquí se trata de hacer nosotros mismos el apaño, por ejemplo, con masa en los moldes de magdalenas o con las obleas de empanadillas, recortando la masa de hojaldre o con pasta filo… Me ha fascinado la siguiente manera de transformar las obleas en tartaletas y cucuruchos de diferentes formas y tamaños para variar las presentaciones.

Tartaletas y cucurucos (vía MenorcAna)

Luego están las opciones más dulces, como prensar galleta machacada o ¡hacer nuestra propia masa de galletas! Esto tiene enormes ventajas, sobre todo si hay algún alérgico al gluten o al huevo en la sala, que siempre se podrá hacer un apaño al efecto.

Imaginad hacer esto mismo en moldes pequeños como los de hacer magdalenas (vía Sólo postres)

Masa rápida dulce o salada, nosotros elegimos (vía Telemercados)

Y ahora a por el relleno, hay miles de opciones, tanto frías como calientes, dulces y saladas. A mi me está tentando la idea de hacer unas tartaletas con crema pastelera y frutillas, como las tartas con masa de hojaldre.

Tartaleta de frutas (vía Recetas dieta mediterránea)

Me encanta la fusión de dulce y salado, a algunos les parecerá una guarrería, pero está tan rico…

De cebolla caramelizada con queso de cabra (vía Comido por servido)

Incluso una sencilla ensaladilla rusa puede resultar muy pintona con este aspecto.

Tartaletas de ensaladilla rusa (vía Mundo recetas)

Otras cosas que están riquísimas en pequeñas dosis, como la morcilla.

Tartaletas de morcilla con manzana y cebolla caramelizada (vía Velocidad cuchara)

Los huevos de codorniz me recuerdan a un percance que tuve en una boda, me quemé ligeramente el paladar cuando llegó a mis manos uno de esos deliciosos manjares que ignoraba que estuviera ¡recién hecho! ¡auch!

Tartaletas de jamón, puerro y huevo de codorniz (vía A “Cocinear”)

Y cosas que hacemos en grande, ¿por qué no en pequeño?

Mini quiche lorraine de jamón queso, ¡también posible con espinacas! (vía El rincón de Laura G)

Se me ocurre también el relleno típico de sandwiches para las tartaletas en frío, eso siempre llevará algo de mayonesa o queso de untar para aglutinar, no es mala idea tampoco.

Hay rellenos que piden formar parte de una tartaleta (vía Cocinillas El Español)

Me encanta liar a los chavales con rellenos que quizá en un plato no se comerían, como pueden ser las legumbres y verduras.

Tartaletas de legumbres y verduras (vía Menudos peques)
En la cocina el límite es la imaginación, 
¿de qué rellenaríais vuestra tartaleta preferida?
¡Que aproveche!

2530.- Pasteles para el 10 aniversario de Labores en Red

¡Labores en Red cumple 10 años de actividad!

Desde entonces mucha gente ha trabajado para que este momento sea posible,  en especial nuestra coordinadora y redactora jefe, Siona. Un saludo a todos ellos, a los que fueron y a los que serán, para que sigamos enlazando tus ideas y sirviendo de inspiración.

Para celebrar el cumpleblog vamos a deleitar nuestra vista y nuestros paladares con una selección de tartas y pasteles de cumpleaños que quiten el hipo.

¿Directos a por el bizcocho? ¡Esta vez no! Aprovechemos esa gofrera infrautilizada para hacer las capas de una jugosa tarta de gofres, unos sobre otros con crema y una sugerente cobertura nos dará un toque diferente.

Tarta de gofres ligeros (vía Invitado de invierno)

La típica tarta de galletas de los cumpleaños infantiles, ¿por qué no? No en vano cumplimos diez añitos, nos merecemos una fiesta acorde.

Tarta de galletas y chocolate (vía Recetas Cuidado Infantil)

La tercera es un clásico latinoamericano, la tarta tres leches, no miréis el azúcar, sólo saboread… mmmm… excelente.

Tarta tres leches con fresas (vía Mi talento en la cocina)

Seguimos con las capas, ¿antes gofres y galletas? Ahora apilemos crepes, si una tortita es rica, ¡aún más una montaña de ellas!

Tarta de crepes con chocolate, ¡no te conformes con uno! (vía Martha Stewart)

Los bizcochos con una cobertura sencilla son un valor seguro, la tarta de zanahoria con crema de queso es ideal… y además, es verdura ;-P

Tarta de zanahoria con cobertura de queso (vía Código cocina)

Las tartas americanas son la bomba, es ver en la receta la cantidad de mantequilla y  azúcar y pensar “voy a necesitar un gran molde y muchos comensales”… pero recurramos a un clásico, la tarta de queso.

New York Cheesecake (vía Recetas de rechupete)

Pero si hablamos de clásicos americanos no podemos dejar de mencionar la apple pie o tarta de manzana.

Apple pie clásica americana, el icono (vía Comida norteamericana)

Tarta de hojaldre y frutas, sencilla y sana.  La perfecta y colorida presentación para la fruta, tan brillante y deliciosa.

Banda de hojaldre y fruta (vía Disfrutando de la cocina)

Para refrescarnos nos vamos a tomar una rica tarta de limón, con una cobertura blanca y resplandeciente.

Lemon chiffon layer cake (vía Cake journal)

Vamos a por la tarta de cumpleaños que esperábais, la de chocolate con chocolate… y relleno de nata, como el conocido pastelito.

Tarta de chocolate (vía Olor a hierbabuena)

¿Con qué pastel maravilloso celebraríais diez años de blog?
¡¡Gracias por estar al otro lado!!

2487.- Buscando a Dory. ¿La película del verano?

Como no podía ser de otra manera, el pasado fin de semana fuimos a ver Buscando a Dory. Supuestamente, la película del verano.
Íbamos todos con unas ganas increíbles. Desde el pequeño de ocho años que ni siquiera había nacido cuando estrenaron Buscando a Nemo, hasta el padre de cincuenta y dos años. Bueno, él no iba tan entusiasmado como el resto pero, le convencimos porque ahora es un consumado buzo y el tema, se parecía… ;D
Buscando a Dory trata sobre la búsqueda de unos padres y la capacidad de este maravilloso pez con “pérdidas de memoria a corto plazo” de sobreponerse y superarse en cualquier situación.
Es una película bonita y que, por supuesto, recomiendo ver con nuestros churumbeles.
Sin embargo, no penséis ni por un instante que supera a Buscando a Nemo. No. Es una segunda parte/secuela (llámalo como quieras) y como tal, y como ha pasado en multitud de ocasiones, no supera a la primera de ninguna manera. 
Ya se sabe que nunca segundas partes fueron buenas…
Tiene personajes nuevos y muy divertidos. ¡El pulpo es la pera! pero también se echa de menos a los peces del acuario. 
Además, corre ahora un vídeo por Facebook que seguro que habéis visto, en el que se recuerda que estos peces no pueden vivir en cautividad porque, los humanos somos tan tontos y simples, que corremos a comprar todo aquello que nos muestran y nos creemos con todos los derechos de poseer. Y sólo poseemos un cerebro algo chuchurrío…
Sin embargo, si existen otras cosas que podemos hacer (y hacernos) para demostrar que somos fans absolutos de Nemo, de Marlin y de Dory como por ejemplo, ¡tachan tachan! ¡Estas uñas!
vía dekounas.com
 O esta preciosa tarta a la que da pena hincarle el diente…
vía www.auxaitartas.com
O esta preciosa Dory echa en amigurumi aunque la foto en el sofá de casa no sea lo mejor ;D…
vía novedadesjenpoali.blogspot.com.es
Y por último, estas estupendas galletas con las que acompañar cualquier merienda veraniega.
vía catchmyparty.com
Ya me contaréis si habéis visto la película. Yo por el momento, no la califico como “la peli del verano” hasta que no vea la de Ice Age: El gran cataclismo. ¡Con lo bien que me lo paso yo con la ardilla!

2466.- “El Libro de la Selva”

“El Libro de la Selva” es la última película de Disney que tenéis en cartelera y que todos nuestros hijos, pequeños y no tan pequeños, están deseando ver.

Por suerte o por desgracia, según se mire, el padre de un amiguito de mi hijo pequeño, tuvo a bien llevarles a los dos al cine a verla. Así que, hablo por boca de mi hijo de ocho años al que, por cierto, ¡le encantó!
Esta nueva versión de “El Libro de la Selva” basada en la película homónima de 1967 está dirigida por Jon Favreau y protagonizada entre otros por Neel Sethi, Bill Murray y Scarlett Johansson.
Os dejo el trailer para que lo disfrutéis aquellos que, todavía no hayáis visto la película. Yo confieso que me he quedado con las ganas…

Y,  ahora y como no podía ser de otra manera, os dejo unas cuantas actividades relacionadas con la película para hacer con nuestros chavales. ¡A ver qué os parecen!
Esta tarta me ha encantado. Reconozco que “El Libro de la Selva” es de mis películas preferidas de Disney así que, todo lo que veo, ¡me chifla! 

vía perfectpartyfiestas.blogspot.com.es

O, ¡ésta otra! ¡Qué pintazas!

vía misdulcestentacionestartas.blogspot.com.es    

O este original sujeta libros de amigurumi. ¡Increíble!

vía www.mooglyblog.com

O estos muñequitos para nuestros peques también de amigurumi.

vía www.patronesamigurumi.org
¿Qué os han parecido? ¿Habéis visto ya la película?