imagen del post cuadernos de actividades rubio

Cuaderno de actividades para niños en verano.

Cuaderno de actividades; ¿recuerdan los cuadernillos de santillana? O los cuadernos Rubio. Nosotros siempre, en verano, hacíamos actividades con ellos por las mañanas antes de irnos a jugar a la plaza para no olvidar lo aprendido en el año escolar.

Pues de eso va el post de hoy, de recursos para material educativo en esta época del año. Para todas las edades.

calculo ser padres
para calculo y operaciones en ser padres.

Imagen de la cabecera del post cuadernos rubio.

portada post juego de niños

Juegos de verano con niños.

Juegos de verano con niños. Llega la primera ola de calor.

El dilema es, a parte de cuadrar los horarios para que los niños no estén solos ¿qué hacemos para que se entretengan?.

Cuando era pequeña teníamos un jardín donde compartíamos la mayoría del tiempo con niños de nuestra edad. Era un edificio con pocos vecinos con lo cual éramos una pandilla.

El caso es que al tener jardín hacíamos incluso acampadas con tiendas de campaña en alguna noche de verano.

Y montón de juegos. Recuerdo que había una mamá que siempre preparaba una noche con cine de verano y todo. ¡super divertido!.

También fuimos scouts con lo que 15 días estábamos fuera de casa. Hoy en día hay un montón de actividades de este tipo en los que se puede interactuar con otros y aprender a convivir mientras lo pasas bien.

Vamos a empezar con un básico, los globos de agua. Independientemente de que sea plástico (que alguien me diga algún globo que no sea de ese material).

globos de agua

Natación sincronizada: Con música hay que hacer una coreografía. Siempre estar pendientes de que los niños hagan pié y sepan bucear.

natación sincronizada
escuela easo.

Otra opción es excavaciones en el hielo. Meter juguetes en el congelador con agua, esperar a que se hagan bloques de hielo y luego jugar con ellos como si fueran arqueólogos.

Si tienes pinturas y un rollo de papel pueden hacer un mural.

carreras de sacos
idea extraida de casa y diseño.

Que seguro que estás pensando ¡Claro, es que yo no tengo piscina! No hay problema, hay piscinas municipales super bien de precio, con socorrista (lo cual no significa que les tengas que desatender) y actividades durante el verano.

Día de lluvia con niños

No es que este siendo un invierno especialmente malo pero hoy que queremos ir de paseo a ver el carnaval me parece que se va a estropear. Si me hicisteis caso y troleasteis a vuestros hijos con disfraces horrendos hoy traigo un post para compensar y coronaros como padres top en los días de lluvia con niños.

Algunas actividades para dentro de casa.

Para niños tanto ágiles como torpes esto me parece la actividad top de los top. Se podría hacer con cualquier cuerda, cinta o lana que tengáis por casa, solo hay que adaptarla a las habilidades de vuestros hijos.

Y si no os apetece llenar el pasillo de cinta adhesiva, esta mamá junta en un vídeo varias ideas con materiales básicos, las niñas parecen entretenidas.

Via Whatsup Mom

Juguetes para exterior.

A mi hijo cuando hace malo le fascina mirar por las ventanas. Hace tiempo que quiero hacer un comedero de pájaros para la terraza pero hoy buscando mas cosas he visto esos típicos muros con botellas y tubos para jugar en verano con agua. Creo que haremos uno para poner en la terraza como si fueran pluviómetros o algo así y se vaya llenando con la lluvia.

Vía Babble Dablee Do

También he pensado en hacer molinillos de viento. Solo tenéis que poner en google “como hacer molinos de viento con botellas” es fascinante hay puro arte. Os dejo dos ejemplos.

Vía JM-QJ
Vía JM-QJ

Salid fuera

En serio, a saltar charcos de barro (te odio Peppa Pig), a jugar con los chorros de los canalones, a pasear con paraguas, a buscar caracoles, a bailar. No van a morir de resfriado. Y si no hay chubasqueros en casa para los peques, podéis reciclar un paraguas. Adiós al miedo a los días de lluvia con niños.

Arcoíris de fieltro en tiras

Puzzles caseros y rompecabezas para niños y bebés

En Labores en Red ya estamos pensando cómo entretener a los más pequeños de la casa con materiales que podamos hacer nosotros mismos, por ejemplo puzzles o rompecabezas. Se acerca el verano, dentro de nada las tardes calurosas nos obligarán a permanecer dentro de casa más que en el parque, sobre todo en las horas centrales del día. Tanto para niños como para bebés es una actividad estimulante y divertida. Si los hacemos nosotros mismos podemos crear opciones diversas y personalizadas para que la diversión no acabe. En ocasiones anteriores ya hemos propuesto puzzles en juguetes de punto para niños.

 

Ideas de rompecabezas

Con palos planos de madera formamos un sencillo puzzle de franjas para que los más pequeños puedan ordenar. Sólo tenemos que pegar una imagen sencilla, una foto familiar o a su personaje favorito, separarlas con una cuchilla y disponerlo para montar.

 

Puzle de palitos
Puzle de palitos (vía Motherhood on a Dime)

 

Si tenemos fieltro de colores en casa también podemos crear un suave arcoíris que tendrán que ir ordenando para ver todos los colores. Uno de los enlaces es para comprar, pero a juzgar por la imagen mucho misterio no tiene. Sólo es cuestión de recortar los arcos para ponerlos unos sobre otros. También podemos hacerlo en cartulina, si no disponemos del colorido necesario en fieltro.

 

Arcoíris de fieltro en tiras
Arcoíris de fieltro en tiras (vía Powerful Mothering)

 

arocoíris fieltro apilar
Arcoíris de fieltro para apilar (vía Etsy)

 

En esta ocasión podemos adquirir o reutilizar un alfabeto que tengamos de plástico o madera ya por casa. Sobre una cartulina oscura previamente tratada, ponemos las letras al sol de manera que éste decolore la parte no sombreada. Posteriormente los niños podrán ir ordenando las letras sobre las sombras correspondientes.

 

sombras letras
Sombras de alfabeto sobre cartón (vía S. B. Creatively)

 

Esta misma idea la podemos hacer sin sombras, sólo con cartulina y las siluetas de números. Para aumentar el nivel de dificultad podemos proponer a los chavales poner bolitas u otros pequeños objetos sobre el número en cuestión respetando su valor, así como cortar las piezas de número en dos.

 

contar encajar números
Actividades para contar y encajar números (vía Learning4kids)

 

Pero no nos quedamos en números y letras, también podemos aprovechar diversos objetos curiosos, formas geométricas y la idea de encajarlos en su silueta correspondiente. Podemos aprovechar juguetes que ya tienen en casa, cubiertos, piezas de otros puzzles… las posibilidades son infinitas. Y además ¡es baratísimo!

 

Encajar objetos en su silueta
Encajar objetos en su silueta (vía Happy hooligans)

 

A tope con la reutilización y el reciclaje

Una buena mañana que se nos acabe una caja de galletas o cereales o cualquier cosa que tengamos por la cocina también podemos improvisar un puzzle sencillo y digno de la sección de reutilizar y reciclar. Nos basta cortar una cara vistosa y meter la tijera para crear este rompecabezas.

 

puzzle caja cereal
Rompezabezas con caja de cereales (vía Happy hooligans)

 

Esta otra opción me ha parecido muy divertida, sobre todo si conseguimos imágenes proporcinadas de revistas o similar que podamos separar en pierna, tronco, cabeza. Se trata de pegar esas imágenes en rollos de papel higiénico que deberán apilar unos sobre otros para formar la figura en cuestión, ¡incluso vale mezclar cuerpos para ver el resultado!

 

Puzzle rollos papel
Puzzle con rollos de papel (vía Craft bits)

Si nuestro pequeño tiene curiosidad por la luna y las estrellas podemos ir introduciendo conceptos como las fases de la luna en forma de rompecabezas. Es cuestión de dibujar siluetas, recortar y ordenar, una vez más.

 

fases luna puzzle
Las fases de la luna en un rompecabezas (vía The Nature of Grace)

¿Has hecho alguna vez un puzzle casero? ¡Ha llegado el momento!

 

 

 

2673.- Taller de libros para niños de Esther K. Smith, Editorial Gustavo Gili

Taller de libros para niños de Esther K. Smith es un libro de la editorial Gustavo Gili que viene estupendamente para estos días de lluvia y nieve que estamos teniendo.  Está dentro de la colección Diy de esta editorial y los gastos de envío son gratis dentro de España.

Me encanta porque hicieron un video (mucho mejor de los que hago yo, donde va a parar jajajaja). Si un día pierdo la vergüenza prometo ponerme delante de la cámara 😉

Es un libro para los pequeños de la casa en el que aprenderán a hacer libros con bolsillos secretos, pop ups, acordeones, … Ahora que llega la época de comuniones me parece un regalo ideal para ellos.
Si quieres verlo un poco por dentro echa un vistazo en este enlace. Y si quieres saber como surgió la idea de este libro, dentro de la página de Gustavo Gili la propia autora te lo cuenta.
Mientras te cuento que Esther K. Smith, la autora,  es una artista que realiza entre otros sitios,  talleres en el Museo de Arte y diseño de Nueva York.
En una entrevista que he leído dice: “Lo que amo de los libros es que no tengo que elegir entre arte y diseño, palabras e imágenes, arte y artesanía. Como artista, soy diseñador; como diseñador, soy un artista“.
Ella tiene una editorial Purgatory Pie Press, donde hace libros a mano y ediciones limitadas junto con su marido, Dikko Faust. 
Quién sabe, lo mismo después de poner este ejemplar en las manos de tus hijos, sobrinos, vecinitos, … haces de ellos unos futuros editores :). Lo que si me di cuenta es que las actividades que proponen pueden hacerlas ellos solos, quizás con alguna visita de los adultos por si hay algo en lo que los mayores puedan ayudar, pero es muy didáctico, con muchas ilustraciones y sencillo de seguir.
▶︎ Comprar el libro en la editorial Gustavo Gili. Recuerda que los gastos de envío en España son gratis. 

2646.- Navidad a prueba de niños

Este año tengo una canijilla en casa que me ha hecho recapacitar sobre la disposición y fragilidad de muchos adornos navideños, y no es la niña más destructiva que conozco, de modo que en esta entrega de Labores en Red hablaremos de unas Navidades “a prueba de niños”. Porque también podemos decorar sin poner en riesgo la integridad física de la familia, debemos tener en cuenta una serie de requisitos de seguridad.

Ante todo seguridad y prevención (vía En plenitud)

Empecemos con los árboles de navidad, decoración con piezas pequeñas o frágil, bolas preciosas de cristal o cerámica, luces enchufadas a la pared con un cable del que tirar… nunca más.  Si hay pequeños en casa nos pasaremos al fieltro, a la cartulina y al foam a lo grande.

No escatiméis en colorido y no os dé pena que lo puedan destrozar: son coloridos y tienen aspecto de juguetes, luego jugarán con ello. Mejor ser previsor y darles libertad. Podemos utilizar velcro a modo de espumillón para pegar los adornos, o colgarlos de botones cosidos a conciencia. Es genial que puedan pegar y despegar los adornos siempre que quieran.

Árbol para la pared, con adornos colgados de botones (vía Cómo organizar la casa)
El velcro como tiras de espumillón: ¡si lo arrancan no se lo pueden tragar! (vía Que viene mamá pata)
Cono a su nivel para disfrutar a tope (vía Love from de oven)
Si llegas tarde y ya han destruido un árbol, puedes reutilizar sus ramas para hacer un árbol mural (vía Patas arriba)

Si es por hacer murales podemos utilizar fotografías, ya sea de adornos o bien fotos de la familia, con la forma del árbol, añadiendo algún detalle navideño extra. Más o menos colorido y muy personalizable.

Árbol de navidad con fotografías (vía Decoración trendencias)

Los adornos son de lo más entretenido. Me veo pidiendo de regalo la pistola de silicona. Hay montones de plantillas de dibujos chulos en internet. Si no se te da bien coser, ¡viva el pegamento!

Adornos de navidad DIY (vía Que viene mamá pata)
Adornos de navidad con fieltro, ideas (vía Dale detalles)

El  ganchillo y el punto pueden ser grandes aliados a la hora de hacer decoración navideña resistente a niños, como estas guirnaldas de estrellas.

Guirnalda de estrellas de ganchillo (vía Anabelia)

El Belén es una zona de juegos ideal, todas esas figuritas tan monas… por suerte en muchos casos son de plástico o vienen en un portal con el misterio bien pegado, igualmente, si no queréis ver aparecer pastorcillos en marzo debajo de algún mueble, se pueden hacer también con fieltro, ganchillo, foam, cartulina… Recuerdo que mi abuela ponía un misterio de siluetas de cartulina negra en su pared haciendo contraste, pegado con celo por detrás. Más barato y sencillo no creo que lo haya.

Siluetas para armar un Belén tan sencillo como queramos (vía Complemento de la clase)
En cartulina, goma eva o fieltro (vía La clase de PT de Montse)
Belenes de amigurumi más o menos complejos (vía Amigurumis)
¿Y tú, cómo montas tu decoración?

2638.- Juegos y regalos para niños y chavales… ¡se acercan las Navidades!

¡Se acercan las temibles navidades! Si tenéis niños en casa ya os habréis dado cuenta de sobra. Según terminaron los anuncios de “vuelta al cole” comenzó la avalancha de anuncios de juguetes. Los peques ya llevan más de un mes recibiendo un bombardeo constante de costosos cachivaches que podrán añadir a una muy larga lista de deseos.  La mayor parte parecen casi para jugar solo, ocupan un espacio que no solemos tener en casa y además consumen pilas por un tubo. Tenemos además la certeza de que, tarde o temprano, se quedarán en un rincón. Es fácil decir que deben tener menos juguetes, pero luego se presenta cada tío y cada abuelo con algún chisme nuevo… Puede ser interesante contener la avalancha navideña y administrárselos durante el año.

Con suerte el desorden es porque usan todo a la vez (vía Peques de hoy)

Dependiendo del juego podremos aprender a planificar, competir y cooperar, tolerar la frustración, a ser solidario, a explorar… a pensar, en definitiva. Para ello nos podemos valer de juegos de tablero o de rol.

Esto nos lleva a una premisa importante: tenemos que jugar con nuestros hijos. Sí, es el más difícil todavía. La conciliación en España es un chiste. Con suerte les vemos al llegar a casa durante la cena y eso ya no son horas de ponerse a jugar. Es un detalle además, que ahora los hermanos van siendo menos (si es que llega a haber hermanos) y los juegos interesantes necesitan dos o más jugadores, ¿por qué no tomar los juegos como una actividad familiar más?

Los beneficios de jugar son múltiples, por poner unos pocos ejemplos:

  • Estimulan la creatividad como con juegos en los que hay que dibujar
  • Fomentan el juego en familia y las relaciones sociales
  • Aprenden a elaborar estrategias fáciles
  • Ayudan a mejorar la concentración y la memoria
  • Aprenden a jugar en equipo
  • Aprenden a ganar y a perder
  • Aceptan normas del juego y comprenden las instrucciones
  • Apoyan el aprendizaje de la lectura, matemáticas…
  • Pero, ¿qué juegos podemos buscar para nuestros pequeños? ¿desde qué edad empezamos? Hay multitud de páginas y blogueros que comparten sus recomendaciones, experiencias de juegos e incluso partidas completas para mostrar la dinámica de los juegos más adecuados para nuestros fines: divertirnos en familia y, de paso, aprender cosillas.

    Algunas páginas sugieren listas bastante orientadas al aprendizaje (vía Tiching blog)

    En los últimos tiempos se ha puesto de moda otra palabra que tal vez hayáis oído, “gamificación“,
    estrategia según la cual se busca enseñar a los chavales a partir del
    juego o bien aplicar a otros entornos las estrategias de aprendizaje
    presentes en los juegos. Muchas páginas para profesores están aplicando esta idea y dándole forma, por lo que cada vez encontraremos más propuestas.

    Otras páginas se atreven con ejemplos visuales y sugerencias por grupos de edad, no os perdáis las entradas más populares de Bebé a Mordor  

    Hay blogueros padres que nos muestran cómo juegan con sus hijos, ya sea en fotos o mediante vídeos en youtube, es muy interesante porque vemos cómo niños se aplican en el juego y la dinámica de cada uno. Creo que esto animará también a los más mayores a ponerse a tan entretenida tarea. Y no queda ahí la cosa, también nos lanzan propuestas para animar viajes largos con nuestros chavales.

    Imagen del Monza (vía Tang de Naranja) otro papá bloguero con interesante sección de juegos infantiles

    Para que veáis que se puede aplicar todo esto dentro y fuera de casa, algunas páginas nos enseñan los juegos que llevan a sus talleres.

    El Carcassonne (vía Cuéntame un juego)

    La lista de sitios que nos recomiendan buenos juegos es bastante larga, desde Labores en Red os acercamos una pequeña muestra, pero en Tirada de dados podéis encontrar mucho más y, quizá, encontrar el segmento de edad que más os interese.

    Por último quería recordar que todo esto de jugar en familia se puede aplicar a los videojuegos, no son el mal, ni mucho menos, y nos pueden ayudar a desarrollar otra tanda de habilidades que ¡Ay! ¡ya las quisiera yo para mi!

    Niños y videosjuegos en familia (vía Psicología y pedagogía)
    ¿Y vosotros, jugáis en familia?
    ¿Habéis decidido adquirir algún juego para echar unas partidas todos juntos?

    2634.- Juegos con niños en fiestas de Halloween

    Probablemente en alguna ocasión os hayáis metido en el jardín de organizar una fiesta, si es con niños hay que hacer algo más que esperar que estén tranquilitos con disfraces, comida y música, si es con adultos se puede intentar echar una partida a algún juego espeluznante más o menos complejo. En esta ocasión he rebuscado un poco juegos que podemos adaptar para entretener a las fieras una tarde-noche de otoño.

    Lo primero: los disfraces, si no vienen ya disfrazados podemos organizarles un taller de pintacaras temático. ¡Y por supuesto, que no falten los premios y las fotografías!

    Pintacaras monstruoso (vía Blog mujeres)

    A continuación podemos completar la animación “vistiendo a la momia” con rollos de papel higiénico (el más baratuno que encontréis, que es para jugar) organizando una competición por equipos para cubrir de vendas a alguno de los compañeros.

    Cómo vestir momias (vía Fiesta Uncomo)

    Otra de las animaciones posibles es el “laboratorio espeluznante” en el que puedan tocar entre tinieblas diferentes y terribles “restos humanos” como cerebros, dedos, ojos y otras lindezas. No es un juego para niños muy pequeños y el ambiente y la imaginación son determinantes para el éxito de la misión. Será básico disponer de una sala oscurecida y niños que entren de uno en uno con ojos vendados, música sugerente (casi cualquier banda sonora de música de terror o algún recopilatorio de aullidos hará las delicias de los chavales), tendremos los recipientes a lo largo de una mesa para que puedan ir tocando y adivinando. Si algunos tienen agua, como los “ojos”, la sensación es aún más asquerosa. Yo aún recuerdo el traqueteo de la banqueta en la que me trasladaron de pequeña a uno de estos “laboratorios”, básicamente agitaban la silla y al levantarme tenía que tener cuidado para no golpearme con la puertecilla en la cabeza (y te dabas igual porque los adultos responsables tenían un libro colocado para date con el en el melón según te ponías de pie) y el resbaladizo tacto de las uvas en el agua.

    Tocando esta cosas bulbosa debajo de agua tibia… ¡arg! (vía Manager fiesta fácil)

    Adivina qué personaje soy… ¿conocéis ese juego en que tienes escrito en la frente (en un papel) un personaje y te tienes que hacer preguntas de respuesta Sí/No para adivinar quién eres? Pues lo mismo pero con monstruos. A falta de paciencia para sujetarse una tarjetita en la frente, se les puede colocar un cartel en la espalda y que empiece el caos.

    ¿Quién soy? ¿tengo cuernos? ¿colmillos afilados? ¿soy verde? (vía Manager fiesta fácil)

    ¡Que no falten las historias de terror! Se puede hacer un concurso o, si se está muy animado, crear una serie de fichas para guiar o restringir una historia corta, como se hace con los dados de Story cubes.

    Cuéntame un cuento… ¡de miedo! (vía Uncomo)

    ¿Recordáis el clásico juego de las sillas? Pues si nos hemos currado la decoración puede que hayamos conseguido unos respaldos de sillas con aspecto de lápidas, ¿qué tal el juego de las tumbas con una música al efecto? A falta de sillas (o de espacio) también podemos convertir el juego en un baile de monstruos en el que al parar la música todos deban quedar congelados, al estilo del escondite inglés. A partir de ahí todo depende de la imaginación y la mala leche de los que controlen la música, que tarden más o menos en ponerla en marcha y entretanto les inciten a reír y moverse.

    Unas telas adecuadas sobre los respaldos y tenemos unas sillas perfectas para el juego (vía Bing)

    En una fiesta no puede faltar la música, así que vamos a por la “calabaza caliente“. El mecanismo, idéntico al de la famosa “patata” pero en esta ocasión podemos aprovechar un globo naranja pintado al efecto como calabaza terrorífica o una auténtica calabaza si tenemos alguna disponible.

    Sé ingenioso con lo que dibujas en tu calabaza (vía Faro de vigo)

    Si tenemos ánimo de que revuelvan y espacio, les podemos proponer hacer una búsqueda de arañas. En un tiempo determinado el que más recoja sencillamente gana. El riesgo está en que si hemos colocado como decoración de las telas de araña y demás, que se lleven por delante algún cuadro o lámpara tratando de atrapar más bichos.

    Arañas de plástico para repartir por la casa (vía Fiesta fácil)
    ¿Habéis hecho más fiestas infantiles con juegos?
    ¿Alguno es vuestro favorito?

    2630.- Gimnasia en casa con niños

    Cuando llega la vuelta al cole, al finalizar el verano, estamos muy concienciados de lo que debería haber sido nuestra “operación bikini” y lo que realmente fue. Comemos más sano y queremos empezar el curso con nuevos hábitos, a ser posible haciendo ejercicio. Al ser madre los propósitos de año nuevo empiezan ya en septiembre con el curso escolar, pero a veces no hay tiempo para todo. Queremos proponer una tanda de opciones de gimnasia en casa con niños, porque no siempre hay presupuesto ni tiempo para un gimnasio. Lo deseable sería adquirir todos la costumbre de ejercitarnos, de modo que pueda ser una sana actividad familiar más.

    Precalentamiento en 5 minutos, que no nos sobra tiempo (vía Pinterest)

    Lo primero de todo es tomar consciencia de lo importante que es un precalentamiento, unos cuantos estiramientos antes de empezar a hacer ejercicios para avisar al cuerpo de que nos vamos a poner en marcha y que no se pegue un susto con forma de lesión por la falta de costumbre. Igualmente al final de cada sesión de ejercicio por pequeña que sea, ¡estirad! En cosa de 5 minutos escasos estaréis listos para comenzar la rutina diaria.

    Ojo si estáis tentados de seguir una tabla del llamado HIIT en casa siendo principiantes, estos entrenamientos a intervalos de alta densidad pueden provocar agujetas por ser demasiado intensos y posteriormente no realizarás en condiciones el ejercicio. Un ejemplo de rutina HIITS para realizar en casa en 30 minutos sería la de la siguiente imagen.

    En media hora nos podemos poner en forma con rutinas de ejercicios de alta intensidad (vía Pinterest)

    Pero no nos dejemos cegar por ejercicios que tal vez nuestro cuerpo y nuestra situación no nos permitan seguir y vamos a lo sencillo, a lo del día a día, destacando las formas de hacer ejercicio con tus hijos: pasear, aprender a patinar, nadar, montar en bicicleta, aprovechar las tareas del hogar para mover el esqueleto, juega en el parque, juega con raquetas, juega con globos o pompas de jabón, hacer flexiones, cargar pequeños pesos…

    Familia en bibicleta (vía Maternidad continuum)

    Hay plataformas online y canales de youtube a montones en las que proponen rutinas de ejercicio de los más variopinto para realizar con los niños en casa, no tenemos más que concectarnos a internet para recoger ideas como las de ictivia. Aunque yo he visto a los cachas que salen mostrando el ejercicio y se me cae un poco el alma a los pies, veo más bien lejano el momento en que yo tenga el vientre plano y los muslos tersos y duros.

    En el canal de ictivia también tiene ejercicios específicos de baile y entrenamiento para niños, eso… ya se acerca más a mi nivel, que viene reflejado por el vídeo a continuación.

    El curso pasado pude disfrutar con unas amigas del barrio de unas clases en casa con una profesora particular de yoga, con los bebés por allí jugueteando (a veces más, a veces menos, otras encima dando la turra y sin dejar atender en clase) Tengo que reconocer que fue un ejercicio muy agradable que nos sentó muy bien a todas. Ha dado lugar a anécdotas muy divertidas, como una de las niñas más mayorcitas (con dos años) que ahora tira su colchoneta al suelo en casa y al grito de “¡Yoga! ¡Adomuca!” se dispone a hacer las posturitas que nos veía en clase a las mamás. Superadorable. Eso sí, hay mil páginas y mil canales de youtube para ejercitarse, pero habiendo probado con una profesora que te corrije las posturas, hacer ejercicio por mi cuenta nunca volverá a ser lo mismo.

    Ahora mismo me conformaría con realizar series dignas de saludos al sol a diario (vía Yogateca)

    Las clases terminaban con una sesión de relajación, algo que nos insisten en las webs de yoga que es muy beneficioso para los niños y para los adultos responsables, para respirar y ser conscientes, aprender a relajarnos frente a las rabietas y un largo etcétera de virtudes. El yoga para los niños ayuda a trabajar la flexibilidad y la fuerza, la postura, el equilibrio, la autoestima, el autocontrol, mejora la conciencia corporal y la concentración, desarrolla la imaginación…

    Habrá que ver a cierta madre intentando mantener ciertas posturas que sus hijos lograrán a la primera… (vía Yogateca)

    Ciertos videojuegos también nos van a ayudar a mantenernos en forma con los pequeños, ¿o acaso no hay juegos que fomentan el movimiento? Si pensabas que estar enganchado a la consola creaba un pequeño sedentario, nada más lejos de la realidad. La lista es larga y las opciones para trabajar la competitividad entre padres e hijos muy amplia: wiisports, wiifit, just dance… Es ponerse y jugar juntos un rato cada día. Muchos jugones nos dirán que esto es para jugadores casuales, pero, ¿y qué? Si nuestro objetivo es hacer ejercicio con esto vamos a entrar a los niños por los ojos a la primera.

    La balance board de la wii fit (vía Wikipedia)

    Los juegos de baile son sin duda mis favoritos entre los de la consola, la verdad es que a algunos les he echado más horas que a otros y que se necesita algo de espacio, no lo vamos a negar, pero en mi casa desterramos desde antes de empezar a decorar la típica “mesita de centro”, de modo que no nos estorba nada a la hora de bailar.

    Algunos Just Dance tienen opción “entrenamiento” a modo de clase de aerobic.

    La verdad es que el formato: marchoso, colorido, animado… es ideal para jugar con niños.

    ¡A bailar todos juntos!
    ¿Y tú? 
    ¿Haces ejercicio en casa?

    2610.- Trucos veraniegos con niños en la playa o la piscina

    El verano y el calor van de la mano, en muchas ocasiones además nos vamos de vacaciones y nos encontramos en la playa o en la piscina mucho más tiempo en el exterior. Hoy presentamos alguno trucos para estar frescos, libres de arena e incluso para llevar menos trastos encima o hacerlo de una manera más eficiente.

    Si tus pequeños no paran quietos y siempre se quejan del calor, una solución es colgarles un vistoso collar hecho con trozos de esponja. Lo remojamos de vez en cuando y ayudará a mantenerles frescos. Algo similar hacen en Japón, donde grandes y pequeños llevan en verano una toallita humedecida colgada del cuello, con la que evitan quemarse y se refrescan a partes iguales.

    

    Collar de esponjitas (vía The crafty crow)

    Una bolsa de malla de lavandería es el complemento ideal para el parque y la playa. Metiendo dentro los juguetes a la hora de recogerlos, con un par de sacudidas los tendremos limpios. Además nos puede servir durante todo el año para lavar juguetes en la lavadora.

    El truco de la bolsa de lavar para los juguetes durante todo el año (vía Casas increíbles)

    Los juguetes además son el cuento de nunca acabar. Cada año aparecen y desaparecen miles de palas en parques y playas, en muchas ocasiones aparecen mágicamente entre las pertenencias del niño. Así cambian de manos y de hábitat los cubitos. Igualmente hay objetos que se guardan de un año para otro y desaparecen en el trastero, de modo que, ¿por qué no reutilizar los juguetes de baño para llenar y verter para jugar en la playa y viceversa? En casa tenemos un tres por dos con la torre de construir de plástico baratuna del ikea.

    Torre multiusos (vía Chibimundo)

    Si el niño es muy pequeño podemos llevarle una práctica cuna portátil a la playa o a nuestras meriendas campestres. Una cesta para la colada puede servir para transportar cosas y, al mismo tiempo, una vez en el destino, para poner al bebé a dormir fresco y tranquilo.

    Más o menos así, pero para estar tumbado echando siesta, ¡dan mucho juego estos cestos! (vía Trucos y astucias)

    También podemos tener a la pequeña fiera controlada en una pequeña piscina hinchable, con todos sus cachivaches de compañeros. ¡Igual puede hacer de cuna!

    En serio, cualquier piscinita  vale para esto mismo y mucho más (vía Ebay)

    Hidratar a los más pequeños a veces es un reto, convertirlo en una pequeña carrera es un truco más para motivarles. Hacer marcas en una botella con lo que tendrá que beber cada hora, con colores divertidos, caritas y lo que se nos ocurra, hará que beber a lo largo del día sea más divertido.

    ¡Hay que beber en verano! Un sorbito  cada hora es más fácil, ¡crea tu versión infantil! (vía Pinterest)

    ¿Se os ocurre alguna otra idea?
    ¿Cuál es vuestro truco estrella?