Inicio Organización Stash. Cómo organizar tu stash.

Stash. Cómo organizar tu stash.

por Siona
stash como organizarlo post labores en red

Stash. ¿Cómo organizarlo?

Lo primero de todo sería saber que significa la palabra stash.

Pues es ni más ni menos la forma de llamar a todas esas lanas que tenemos en casa.

A parte de darte ideas de como rebajarlo, hoy queremos introducirte en el fantástico mundo de la organización de la lana.

Llamando lana en general a todos los ovillos que tienes por casa, ya sean acrílicos, algodón, lino, bambú, calcetines … ¡Ah no! que la de calcetines no cuenta como stash.

Las calcetineras sabemos que hay un dicho popular que dice que la lana de calcetines no cuenta como reserva de lana.

Cuando empezó todo esto de la pandemia pensé, uis que bien, que cantidad de lana tengo en casa, no me voy a aburrir nunca. Pero lo que no sabía es que esto iba a durar tanto, y ese stash iba a ir bajando y que las tiendas online cada vez ponían mas y mas chucherias al alcance de un clic.

Vale que hace 3 años me propuse la firme idea de no comprar más lana porque, en serio, tengo más de la que pueda tejer en 7 pandemias seguidas.

Así que hay mucha que regalo. Pero me estoy adelantando. Empecemos por el principio.

stash de lana
Les voy a contar cómo lo hice yo en su día, y que hoy por hoy, sigo llevando a rajatabla.
  1. Sacar toda la lana en un mismo espacio. Amplio, que se vea bien. Que puedas ir separando por lotes.
  2. Separar los ovillos completos, los empezados, y los restos. Estos últimos no sé bien qué pretendemos ¿qué se vuelvan a convertir en ovillos metidos en una cajita?
  3. Separar los restos de calcetines. Qué sí que nos sirven para punteras, talones, elásticos.
  4. Los otros restos del punto 2, los separamos en una bolsa para donar por ejemplo a la Asociación Iaia. O cualquier asociación que tengamos en el barrio que estén buscando este tipo de materiales para sus talleres.
  5. Los ovillos empezados también nos pueden servir para hacer colorwork o una manta de temperatura, o un chal de colorines.
  6. Los ovillos enteros has de separarlos por grosor. Desde los más finitos a los más gorditos.
  7. Tengo todo mi arsenal lanero subido a ravelry. Que me sirve como base de datos para saber que es lo que tengo, cuántos metros, le asigno un proyecto, sé que colores hay, etc .
  8. También tengo bolsas zips (esto se lo debo a mi amiga Sole, que lo tiene organizado así), y en ellas pongo los ovillos que son iguales, del mismo color. Imprimo el patrón y lo meto dentro.
  9. No te olvides de meter antipolillas dentro de las bolsas o de las cajas que utilices. Así evitarás llevarte un disgusto en un futuro.
  10. De los ovillos que tengo enteros y que llevan mucho tiempo guardados, los separo para regalar. Este tipo de obsequios para alguien que teje como tu, siempre es una sorpresa agradable.
  11. Tengo varias cajas grandes, transparentes, donde he metido los ovillos premium, los restos y los que tiene proyecto asignado. Así mismo tengo un par de cajas separadas por marcas de lana.
  12. Estas cajas me caben en un armario del despacho, antes las tenía debajo de la cama y debajo del sillón. Ya les he comentado que tengo mucha, pero que mucha lana.
  13. En distintos foros, como el de Tres Pompones, he leído que, con los restos, también puedes mirar proyectos de West Knits, que utiliza muchos colores y grosores en el mismo chal, por ejemplo.
  14. Te comentaba antes que, una manta siempre viene bien, nunca está de más, y la puedes regalar en cualquier momento.
  15. Y si te animas y lo pones a la venta en distintas plataformas como instagram, ravelry, wallapop, etc. Seguro que hay otras personas que estarán encantadas de tener tus tesoros.

Si quieres saber cómo funciona la plataforma de tejedoras y tejedores Ravelry, tienes los vídeos de Tejer en Inglés.

Otra cosa que empecé a hacer hace 1 año, fue llevar el control mensual de los metros de lana. Me servía para saber si realmente iba bajando el stash o era solo una quimera. Esta idea es de Miso.

En el 2010 hice un sorteo ¡cómo pasa el tiempo! para qué sacáramos los ovillos al mundo. Y me llevé verdaderas sorpresas. Ahí mi mente dijo “bueno, tampoco tienes tanto” ji ji ji.

Y lo fuimos alargando en el tiempo, a día de hoy todavía hablamos algunas de nosotras y nos intercambiamos joyitas.

¿Y tú, como organizas tu alijo lanero?

Imagen de portada vía Repeat crafter me

You may also like

Gracias por tu comentario:

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar