blw niño comiendo

BLW; Baby-led weaning

Baby-led Weaning (BLW): La alimentación complementaria donde tu bebé manda.

El Baby-led Weaning (BLW) parece estar de moda, pero ¿es realmente nueva esta tendencia en alimentación infantil? ¿Es seguro alimentar al bebé con trozos? ¿Será capaz mi hijo de comer solo?

Todas estas preguntas y muchísimas más, pasan por la cabeza de cualquier madre que se plantea comenzar a introducir alimentos a su hijo.

En mi caso, con un bebé de 5 meses y medio, me veo al filo del abismo y las dudas sobre qué, cómo, cuándo y cuánto alimentar a mi cachorro me acompañan las 24 horas.

BLW charla madresfera

Por suerte, en la Feria Bebé de Barcelona tuvimos la suerte de contar con una interesantísima charla sobre Baby-led Weaning de la mano de la doctora Gill Rapley, precursora del método y que ha realizado numerosas investigaciones al respecto, y a la que asistimos gracias a Madresfera en el espacio Kh7 .

Allí despejamos muchas de nuestras dudas, y quiero compartir contigo lo más interesante.

El Baby-led Weaning se puede traducir como “Destete guiado por el bebé”.

Con este nombre se entiende que es el propio niño, según su ritmo de desarrollo, sus necesidades y sus deseos, el que va a guiarnos en la introducción de los alimentos en su dieta.

Durante las últimas décadas se extendió la tendencia en occidente de introducir los alimentos alrededor de los 4 meses, haciendo imprescindible la alimentación triturada, con cuchara y de la mano de un adulto, puesto que a esa edad un bebé no ha desarrollado todavía habilidades psicomotrices necesarias para comer por sí solo.

Hoy día, sabemos que la lactancia a demanda (idealmente materna) debe prolongarse en exclusiva hasta, por lo menos, los 6 meses de edad.

A partir de ese momento podemos comenzar a introducir alimentos sólidos. ¡Sí, sólidos! Aunque parezca increíble, las papillas no son necesarias.

Piénsalo: la humanidad tiene 4 millones de años y las batidoras no más de 50. ¡Si fueran imprescindibles, no habríamos llegado hasta aquí!

Por tanto, el Baby-led Weaning será complementario a la lactancia y la leche seguirá siendo la fuente principal de alimentos hasta, por lo menos, el año de vida.

Por eso no debes preocuparte si parece que tu bebé “apenas come”, gracias a la leche tendrá cubiertas sus necesidades. La alimentación en esta fase se convierte más en un juego de descubrimiento (colores, texturas, sabores, olores), de desarrollo y de aprendizaje para que más adelante, cuando la leche pase a un segundo plano -o desaparezca de la dieta-, el bebé esté plenamente preparado para comer.

blw doctora 1

Es importante recalcar que la edad de 6 meses es solo una referencia. No todos los bebés gatean, caminan o hablan a la misma edad, por lo que sería absurdo pensar que todos podrán comer en la misma fecha. Por lo tanto, deberemos estar pendientes de nuestro pequeño y detectar las señales que nos indican que ya está preparado para comer:

–       Puede mantenerse erguido por sí sólo.

–       Puede agarrar, sujetar, chupetear un alimento.

–       Coordina ojo-mano-boca para llevar el alimento a la boca.

–       Es capaz capaz de morder (con o sin dientes).

–       Es capaz deglutir el alimento intencionadamente (ha perdido el reflejo de extrusión).

Además, las investigaciones llevadas a cabo por la Dra. Rapley concluyen muchos beneficios para el bebé:

–       Se garantiza una buena nutrición

–       Se establece una relación más positiva con la comida

–       A largo plazo hay un menor riesgo de obesidad

–       Buena coordinación mano-ojo

–       Y algunas otras indirectas relacionadas con la dentición, el habla o las habilidades sociales.

Y con esto sobre la mesa, ¿por qué no intentarlo? Yo ya estoy convencida, así que al lío.

Una vez nos decidimos a introducir la alimentación, debemos tener en cuenta diversas premisas:

–       Ofrecer un entorno seguro: El bebé nunca debe quedarse solo mientras come. Debemos sentarle erguido, no reclinado en la silla o trona. No ofrecer alimentos redondos y duros (cacahuetes, uvas enteras, etc). Que no haya distracciones (pueden ser causa de atragantamiento).

–       Facilitar su autonomía: poner los alimentos a su alcance (que los coja por sí solo, en el orden y ritmo que desee), cortarlos de forma que pueda agarrarlos con facilidad (en forma de bastones…), cocinar las verduras en un punto que le permita masticarlas (ni tan blandas que se desmoronen, ni tan duras que no pueda masticarlas o atragantarse)

–       Una alimentación variada y saludable: Como en todas las etapas de la vida. Y por su puesto, predicando con el ejemplo.

–       Incluir al bebé en las comidas familiares: sentado en la mesa con los demás, comiendo en la misma superficie y, siempre que sea posible, dándole los mismos alimentos que come la familia. No olvidemos que los bebés aprenden por imitación, y les interesará mucho más lo que hay en nuestro plato que en el suyo.

–       Elegir el momento idóneo: que no esté cansado o con mucha hambre en el momento de ponerle a comer. Aunque parezca contradictorio, podría generarle frustración. Es mejor que esté receptivo, descansado y tranquilo.

–       Nunca meterle la comida en la boca, ni intentar apremiarle para que coma más. El bebé controla a la perfección sus mecanismos de hambre y saciedad, y debemos respetar su ritmo y sus deseos de comer, así como confiar en que será capaz de hacerlo.

blw niña comiendo
imagen via getti images

De hecho, Respeto y Confianza son las dos palabras más resaltadas en la charla de la doctora Rapley.

Respeto por las decisiones del bebé, por su ritmo de aprendizaje, por sus elecciones (¿si quiere mezclar coliflor con fresas, quién soy yo para impedírselo? Mediante ensayo-error aprenderá qué es lo que le gusta y lo que no.); Confianza en sus habilidades, en su capacidad de comer por sí solo (y de explorar o aprender cómo hacerlo), en que tomará las mejores decisiones para él en ese momento. El respeto y la confianza nos harán perderle el miedo a ese trozo de brócoli que nuestro cachorro sujeta con sus manitas. Él sabe, él puede, él manda

blw sexy brocoli

Este post está escrito por Marina Zapata ( sexy brocoli ). Muchas gracias por tu colaboración 🙂

Tuppers batch cooking venusanzchef

Batch cooking, cocinar para toda la semana.

Batch cooking, cocinar en una tarde para toda la semana.

Últimamente me planteo mucho el tiempo que pierdo. Más bien no que pierda sino que no aprovecho por ejemplo en mis hobbies.

Una de las cosas que menos me gusta hacer es cocinar, aunque luego dicen que no se me da mal del todo, pero tengo que reconocer que me aburre mucho.

dormir la siesta batch cooking

Pero como se puso de moda el batch cooking o como cocinar en una tarde toda la comida de una semana pues ahí que estaba yo buscando información.

He tenido la suerte de asistir a un taller de Cristina Ferrer en la feria de alimentación gourmet de la mano de los caldos Aneto y de ahí al post de hoy va una ardua tarea de investigación (vale, ardua tampoco pero que este post tiene miga ji ji ji).

Comenzamos: Yo elegí el Domingo por la tarde para hacer el batch cooking.

Viernes: lista de la compra.

Miraré lo que tengo en la despensa para poder aprovechar lo que hay y de paso mirar las fechas de caducidad y hacer espacio.

También podemos mirar los productos de temporada tal y como sugerí hace unas semanas.

Luego voy a seleccionar las recetas. Probaré una nueva a la semana (bueno venga vale, 1 al mes, seamos realistas) y así me deleitaré con la letra de mi abuela y mi madre y sus recetas de toda la vida.

Mas bien no es hacer la receta en si sino las bases de las mismas. Es decir : sofritos, arroz, huevos cocidos, etc.

Imprimiré un menú semanal de estos que tenemos ya sugeridos en la web para que sepan en casa de antemano lo que hay de comer ese día.

En base a ese menú voy a mirar los ingredientes que necesito.

Sábado: día de compra.

Comprar única y exclusivamente lo que hay en la lista. Así evitaré tirar lo que no se utilice y quede malo a lo largo de la semana en la nevera ( ¿a quién no le pasó?).

Domingo: ¡a cocinar!

Cristina nos dijo que nos encerráramos en la cocina junto a un vinito o refresco y disfrutáramos del proceso.

Batch cooking con niños
Imagen via cocina vital.

Utilizar todos los medios a nuestro alcance : cortador de verduras, olla express (a mi me dan un miedo irracional ya lo voy diciendo), chef de cocina, horno, fuegos, …

En este punto puedes aprovechar a ponerte el podcast de tejido que nunca tienes tiempo para escuchar.

Esto también depende un poco del nivel de energía que tengas contratado, no te vuelvas locatis y me pongas todo a la vez y salten los plomos que no es plan si es que tienes contratado lo mínimo…

Y oye, una cosa que yo añadiría, ¡ayuda! ¿porque no aprovechan los miembros de la casa y echan una mano en esta tarea también?.

Súper importante: Tener la cocina bien limpia y recogida antes de empezar e ir limpiando a medida que vamos ensuciando.

Ya les iré contando porque tengo una cocina tan pequeña que no sé dónde voy a meter todo a la vez. Me estoy agobiando solo de pensarlo ji ji ji.

Una vez termine de cocinar habrá que dejar que se enfríe la comida. No se pueden meter calientes los tupppers ni en la nevera ni en el congelador.

batch cooking tuppers nevera

¡Ah! consejo consejo: los tuppers que sean de cristal herméticos. ¡Acabemos con los de plástico! A mi personalmente me gustan también las bolsas de Albal con cierre. Para gustos … además son reutilizables si los lavas bien.

También está lo de concienciarnos por la salud y el medio ambiente en cuanto a la utilización de plásticos y que, si son de cristal, puedes calentarlos en el trabajo en el microondas, por ejemplo.

Los tuppers de vidrio soportan hasta 300 grados de cocción y -40 grados de congelación. No se deforman ni estropean ni contaminan la comida. Puedes lavarlos en el lavavajillas.

Si, son mas caros que los de plástico, pero a la larga los has amortizado.

batch cooking alternativas plastico eva muerde la manzana

Eva muerde la manzana nos da unos consejos para pasar del plástico

Puedes tener tuppers individuales, será más fácil a la hora de racionar la comida.

Tengo claro que todo es empezar y que cada semana iré mejorando la técnica.

Lo primero que se empieza a cocinar son los alimentos que más tarden en hacerse (por ejemplo legumbres como los garbanzos).

Cuando termines puedes etiquetar los tuppers y guardarlos en la nevera o congelador apilados.

Una de las cosas que mas reparo me da en este tipo de organización es el tiempo que dura la comida una vez preparada.

Según he leído lo mas delicado por orden es: marisco, pescado, carne, huevos, verduras, cereales y legumbres.

Con lo que puedes planificar la semana según este criterio.

En “la cocina de lila” nos cuentan las comidas que se pueden congelar una vez ya hechas.

Batch cooking cristina ferrer
Batch cooking Cristina Ferrer

Carnes
• Carne picada cruda: cocinar en los primeros 1 a 2 días. 
• Salchichas frescas: cocinar en los primeros 1 o 2 días.
• Carne cruda (vaca, ternera, cordero y cerdo): cocinar en los primeros 2 a 4 días máximo (los cortes y trozos grandes aguantan más que los pequeños).
• Carne de pollo o pavo: cocinar en los primeros 1 o 2 días.
• Carne ya cocinada (todo tipo): Se conserva 3 o 4 días refrigerada en un tupper hermético.


Pescado
• Pescado crudo: mejor cocinarlo y consumirlo el mismo día de la compra o un día después por tema de sabor, olor, etc. Es importante aprender a elegirlo bien fresco.
• Pescado cocinado: Se conserva 3 o 4 días refrigerado en un tupper hermético
Cereales y pseudocereales cocinados (arroz, trigo, espelta, quínoa, etc.)
• La versión oficial dice “de 3 a 5 días.” Desde mi experiencia los cereales y pseudocereales aguantan bien hasta 5 días refrigerados en un tupper hermético (Te dejo enlace a un artículo donde te explico cómo cocinar la quínoa como un chef)


Legumbres
• La versión oficial dice “de 3 a 5 días.” Desde mi experiencia las legumbres aguantan bien hasta 5 días refrigerados en un tupper hermético


Sopas, guisos, cocidos
• Si las sopas, guisos y cocidos contienen carne o pescado, sugiero consumir en los primeros 3 días. Si son puramente vegetarianos pueden aguantar bien 4 e incluso 5 días. De todas formas estas preparaciones son ideales para congelar y quedan igual de buenas descongeladas y recalentadas.


Huevos
• Huevos crudos: según fecha en el envase.
• Huevos cocidos: 6-7 días con su cáscara, 1 o 2 días fuera de su cáscara.
• Platos con que contengan huevo (salsas, etc.): 3 días.
Salsas caseras, caldos
• Va a variar mucho según el tipo de ingredientes que hayamos utilizado. Como regla general consumir antes de 4 días.

Frutas
• Depende mucho de la variedad: los cítricos pueden incluso aguantar 3 semanas mientras que las fresas o arándanos duran 2 días.
• Como regla de conservación general: lavar bien la fruta, secarla, y meterla en la nevera. 
• Las frutas deshidratadas aguantan una barbaridad y no es necesario refrigerarlas.

Verduras cocinadas
• Entre 3 o 5 días. Pero ten en cuenta que la textura de algunas de ellas puede empobrecerse con los días, como es el caso de las patatas o el brocoli.

Tartas y dulces caseros
• De nuevo depende mucho de los ingredientes que hayamos utilizado, puede ser una franja de 3 a 5 días.
(via taller de salud)

Otro día veremos que recetas de cocina podemos ir planificando ¿que les parece?

Si quieres ir viendo un adelanto el comidista te va dando ideas

Y en cook storming escuela de cocina tienes unas recetas para que empieces esta mismo domingo

Mi plan para este finde es el propuesto por Itziar Digón:

  • Elige 2 cremas de verduras para cocinar y luego congelar.
  • Elige 2 guisos de cuchara para cocinar y congelar.
  • Elige 2 tipos de verduras para tener fresca en casa.
  • Elige mínimo 3 tipos de frutas diferentes para tener en casa.
  • Elige 1 plato de carne (ternera, ave, cerdo) y 2 platos de pescado (blanco y azul) para cocinar a la semana.

Imagen de portada via venusanzchef

reccetas de primavera productos temporada mes marzo

Recetas de primavera con productos de temporada.

En nuestra sección de recetas de cocina nos gusta darte ideas para variar el menú tradicional que solemos hacer a diario.

En la web “soy de temporada” puedes ver, mes a mes, qué producto está entrando o saliendo.

A parte que si pinchas en cada fruta o verdura te sale mas información sobre las provincias productoras, tiempo de cultivo, trucos para saber si está madura, etc.

Lo cual es muy importante según la propia web porque es bueno para tu salud, tu bolsillo y el medio ambiente.

Además de ayudar a reducir las emisiones de CO2 y apoyar la sostenibilidad de la tierra.

Consumes productos que han sido recogidos en su punto óptimo de maduración a un precio justo y que favorece la economía local.

Dicho lo cual y centrándonos en los productos del mes de Marzo vamos a deleitarnos el paladar.

tartar de salmon y aguacate
tartar salmón y aguacate via petit chef.
acelgas fritas con tomate
acelgas fritas con tomate en contigo en la playa.
plato de coliflor con papas
Coliflor con papas al pimentón por hogarmanía.
crujiente pomelo y yogur
Crujiente de pomelo y yogur via directo al paladar.

¿Qué recetas de primavera son las que mas utilizas en tu menú?

¿Tienes alguna que quieras compartir con nosotros?

Cuéntanos en los comentarios cuál es esa receta que más te gusta hacer ahora en primavera y nosotros haremos un post con el recopilatorio.

sopa caldo de carne

Sopa, recetas de cuchara para el invierno.

Sopa; A no ser que seas como Mafalda que la odia, cuando llega el frío es un plato que no falta en cada mesa.

En labores en red nos gusta cocinar, bueno mas bien somos de buen comer, por eso las recetas de hoy están centradas en este plato tan variado a la par que sencillito de realizar.

comic mafalda sopa
Página oficial de Mafalda.

¿Preparados con la cuchara para la sopa?:

cazuela con caldo aneto natural
castellana via Aneto.
picadilllo en taza azul
con picadillo via pequerecetas.
plato con sopa y cuchara
pasta via antojando ando.

En la web “historias de la cocina” tienen un blog sobre la procedencia de este plato muy interesante de leer.

La imagen de portada es la sopa de carne receta de hostelería salamanca.

postres vasitos chobani

Postres en vasitos, minipostres.

Postres minis, o en pequeñas porciones porque con los atracones que nos metemos en estas fiestas al llegar a lo último ya estamos que no podemos mas ¿verdad?.

Menos yo, que no sé cómo lo hago que siempre guardo un hueco en el estómago para la parte más dulce de las comidas y cenas.

¡Dónde esté un buen dulce que se quite lo demás!.

Hoy algunas ideas a ver si logramos, entre todos, que no quede ni rastro en los platos … Bueno en este caso en los vasos 😉

postres vaso tiramisu directo al paladar
vasitos de tiramisú en directo al paladar.
postres arroz con leche mj
postres de arroz con leche via las recetas de mj.
postres julia y sus recetas
kiwi y mascarpone en Julia y sus recetas.
postres bajo una nube
soufle de turron en vaso de chocolate via bajo una nube.
postres platano con caramelo salado
postres de tarta de platano con caramelo salado en que cosa tan dulce.

Imagen principal del post via chobani.

Polos de Banana Split Pudding

Helado casero para toda la familia

Parece que no, pero el buen tiempo está a la vuelta de al esquina, empiezan a apetecer un helado y, mejor aún, si son helados caseros. Sorbetes, cucuruchos, con o sin palo, en tarrinas o moldes de silicona… Si los podemos hacer en casa siempre estarán disponibles y doblemente sanos.

En Labores en red ya hemos tenido alguna entrada sobre helados, o bien hemos ofrecido ese uso para otros productos como el kéfir. Aumentemos con esta entrada las opciones posibles.

Ya que los hacemos en casa, la intención es hacerlos lo más saludables posibles. Nos lo venden como saludable porque llevan fruta y leche, pero no dejan de ser un poco “chuchería”.

Si tenemos alguna necesidad especial, como evitar el azúcar o el gluten o la lactosa, hacerlos en casa es una opción muy recomendable.

 

helado plátano y bebida de almendra
Cómo hacer helados saludables (vía Dime qué comes)

 

Para hacer nuestros propios helados debemos contar con una batidora potente y un congelador. Lo mejor, que no pasen mucho tiempo congelados, hacerlos casi para el momento. De otro modo se convertirán en una masa dura de hielo.

Diferentes ideas para hacer helados

Como era de esperar, para hacer nuestros helados utilizaremos preferiblemente de frutas de temporada, como el melocotón.

 

helado melocotón
Helado cremoso de melocotón (vía Pequeocio)

 

Los polos necesitarán su molde, pero si conseguimos buenas frutas nos quedarán muy ricos. A mi me encanta la combinación de fresa y plátano.

 

Polo de fresa y plátano
Polo de fresa y plátano (vía El cuaderno de recetas)

 

En cuanto a polos se refiere, podemos hacerlos además combinando sabores en capas, como en estos sugerente helados de banana split, con sus tres capas de fresa, piña-plátano y chocolate.

 

Polos de Banana Split Pudding
Polos de Banana Split Pudding (vía The recipe rebel)

 

Los helados de frutos secos aportan mucha suavidad y nutrientes, muy ricos, pero ligeros… lo justo. Todo depende también de la cantidad de azúcar que añadamos, claro. Algunos llevan hasta clara de huevo.

 

Helado de almendras
Helado de almendras (vía Hogarmanía)

El ansiado chocolate

Una de las cosas más atractivas de algunos helados es su cobertura de chocolate, ¡y es posible hacerla casera! Para lograrlos, después de desmoldar, debemos sumergir en el chocolate rápidamente, dejando que escurra un poco el exceso y dándoles la vuelta enseguida. Lo normal es que se solidifique casi al instante. A continuación, disponer los helados en la bandeja preparada a medida que los vamos bañando.

 

Cobertura de chocolate para helados
Cobertura de chocolate para helados (vía Directo al paladar)

 

Hay diversas recetas para la cobertura de chocolate, en muchos casos se usa manteca de coco, para una solidificación rápida y sin necesidad de meter en el congelador de inmediato. Esta nos vendrá también estupendamente para cubrir unas bolas de helado que hayamos hecho en una tarrina.

 

Cobertura de chocolate para helados instantánea
Cobertura de chocolate para helados instantánea (vía Recetas comidas)

 

Ya hablando de chocolate no podíamos dejar pasar la oportunidad de hacer un helado de chocolate casero, con o sin heladera, para que todos tengamos posibilidades. La siguiente es una receta bastante sencilla.

 

Helado de chocolate fácil
Helado de chocolate fácil (vía Con mis hijos)

 

Para terminar hoy Labores en Red nos despedimos con una canción veraniega sobre helados que me inspira esta entrada. Espero que la disfrutéis y dentro de poco estéis saboreando vuestras creaciones.

 

 

¡Que aproveche!

Korokke croquetas

Panko para un rebozado ¡supercrujiente!

En Labores en Red siempre estamos probando cosas, en esta ocasión toca un rebozado diferente. No se trata de un simple pan rallado, sino del pan rallado denominado panko. Su origen es japonés y se fabricaba a partir de un pan sin corteza desmigajado, no pulverizado, por lo que los trozos son más grandes e irregulares. Se caracteriza por dar lugar a un rebozado mucho más aireado, ligero y crujiente. Es imprescindible en platos como el tonkatsu o las croquetas korokke.

 

panko
Panko en un plato, se puede apreciar la forma, color y textura.

 

bolsa panko coreano
Bolsa de panko coreano

Aunque el origen es japonés, podemos encontrarlo en cualquier tienda de productos asiáticos y con orígenes tan diversos como Tailandia, Corea… Del mismo modo podemos elaborarlo en casa. Con unas rebanadas de pan de molde, a ser posible de panadería. Retiramos la corteza y pasamos por la trituradora hasta que quede desmenuzado, en pequeñas migas. Extendemos en una bandeja e introducimos en el horno para que se vaya secando lentamente, sin llegar a tostarse. Una vez hecho esto, extraemos del horno, dejamos enfriar.

 

panko pan rallado tijeras
Panko, pan rallado japonés, ¡hazlo tú mismo! (imagen vía Kwam Homsai)

Algunas recetas en las que utilizar panko

Como hemos mencionado, un plato típico japonés que se reboza con panko es el tonkatsu. Se trata, ni más ni menos, de un filete de cerdo rebozado. Se pasa por harina, luego el huevo batido y a continuación el panko, para terminar friendo en aceite caliente por ambas caras.

 

tonkatsu
Proceso de elaboración del tonkatsu (vía Japonismo)

Las ya mencionadas korokke, con su rebozado extra crujiente y ligero. Revolucionarán vuestra manera de rebozar las croquetas a partir de ahora. De hecho, hay restaurante especializados en croquetas que ya no utilizan el pan rallado que conocíamos hasta ahora en favor del rebozado con panko.

 

Korokke croquetas
Korokke japonesas (vía Recetas japonesas)

Un aperitivo espectacular para deslumbrar a nuestros invitados podrían ser también unas gambas rebozadas con panko. Se acabaron las “gabardinas” aburridas.

 

gambas panko
Gambas rebozadas con panko (vía El berenjenal)

Siguiendo con la inspiración asiática, estos vistosos makis rebozados pueden suponer un aperitivo muy diferente a lo que tomamos habitualmente.

 

panko maki
Furia panko maki (vía Cocina 33)

Igualmente podemos disfrutar de otro nivel a la hora de hacer “nuggets” de pollo, rebozando auténticas tiras de pollo con nuestro nuevo pan rallado asiático.

 

nuggets pollo panko
Nuggets de pollo con panko y guacamole (vía Pepekitchen)

Unos calabacines crujientes son una opción para comer verduras que no debemos descartar. Además hechos al horno, mucho más sanos.

 

calabacín horno panko
Palitos crujientes de calabacín al horno (vía My gourmet connection)

Unas pechugas de pollo relleno con este rebozado son una idea brillante. Nada descartable y sugerente receta.

 

Pechuga pollo relleno panko
Pechuga con relleno italiano y rebozado de panko (vía Know kitchen)

Como golosos que somos también hemos buscado recetas de dulces en los que utlizar panko y no hemos visto gran cosa, a lo sumo aliñarlo con azúcar y canela, tostarlo un poco y utilizarlo como topping de postres con frutas y helados. Igualmente se nos ocurre recurrir a las croquetas dulces con este rebozado especial.

 

sweet panko fruit yogur topping
Panko dulce sobre fruta y yogurt (vía Upper crustent)

 

¡Buen provecho!

 

 

Galletas de chocolate fondant

Galletas de chocolate para tardes de primavera

¡Hoy en Labores en Red nos levantamos golosos! Nos comeríamos una galleta. Es más, mejor si se trata de deliciosas galletas de chocolate. Si las hacemos en casa ya completamos el capricho. En anteriores ocasiones hemos hecho alguna galletita. También las hemos cocinado en el microondas, para no pasar calores. Hoy os sugerimos…

Algunas recetas de galletas

Las galletas rellenas tienen más complicación a la hora de hacerlas. Sin embargo, ¿quién se resiste a dos galletas por una?

 

Galletas de chocolate y jengibre rellenas de mascarpone
Galletas de chocolate y jengibre rellenas de mascarpone (vía Cocina tipo)

 

Rizando el rizo, si preparamos nuestras galletas rellenas de crema de chocolate tendrán un aspecto que hará salivar.

 

Galletas de chocolate con relleno de Nutella
Galletas de chocolate con relleno de Nutella (vía Cocina facilísimo)

Las pastas de té también son un clásico que entra en cualquier momento y lugar. No desaprovechemos esos baños de chocolate.

 

Pastas de té con chocolate
Pastas de té con chocolate (vía El rincón de los  sabores)

 

Otras veces nos apetece que sea la típica galleta de chocolate con trocitos de chocolate y… Iba a decir, bañadas también en chocolate, pero no abuséis, que luego vienen la operación bikini.

 

Galletas de chocolate fondant
Galletas de chocolate fondant (vía El aderezo)

 

Sin trocitos de chocolate también están buenas. Además son mucho más fáciles.

 

Galletas de chocolate caseras
Galletas de chocolate caseras (vía Comedera)

 

Unas galletas que enganchan son las llamadas “Digestive”, que de digestivas no tienen nada. Salvo… que entran fácilmente y pasan el proceso como todo lo demás. Por supuesto, con su capa de chocolate.

 

galletas chocolate
Galletas digestive con chocolate (vía Un domingo en mi cocina)

Tras una entrada como esta, es importante recordar… lo que es importante.

 

 

 

¡Buen provecho!

 

 

 

fondue caramelo con frutas

Recetas con piña para el niño y la niña

Hace días que llevo viendo en los escaparates y en los lineales de frutería piñas naturales. La piña es una fruta muy sana y ligera que nos aporta fibra y vitaminas. Desde Labores en Red vamos a elaborar una lista de sugerentes recetas para aprovechar la temporada.

Seleccionando una piña

Una buena piña, en su punto óptimo, deberá tener un aspecto fresco, con una piel sin golpes ni manchas, y una corona sana. El color de la piel debe tender al amarillo o dorado, si es muy verde delata la inmadurez de la fruta. La corona o las hojas de la parte superior deben mostrarse frescas y de color verde. Será pesada, ya que esta voluminosa pieza contiene mucha agua cuando está fresca

Si al estirar de una hoja del centro de la corona podemos mantener la piña en el aire, es que está verde, Si la hoja se desprende fácilmente al tirar con suavidad de una de las hojas centrales, está lista para comer.

 

piña
Piñas allá donde mires

Cortar y pelar una piña fresca

Cortar y pelar la piña fácilmente tiene su truco, sólo necesitamos una tabla y un cuchillo afilado. Cortaremos la corona y a continuación haremos cuatro cuartos mediante cortes longitudinales. Pelaremos la piña con un par de cortes más separando la piel de la pulpa. En mi caso también quito una porción del centro de la piña, que resulta demasiado fibroso. En un vídeo podréis apreciarlo mejor.

 

 

Si podéis resistir su fresco aroma sin empezar a comer trocitos, ya podemos cocinar cualquier receta con nuestra piña. En alguna ocasión las hemos incluido en ensaladas, ya que es una fruta que combina muy bien con lo salado.

¡Adelante con las recetas!

Personalmente me encanta incluirla en brochetas de frutas. Para las fuentes y fondues de chocolate es una fruta con una combinación fabulosa.

 

fondue caramelo con frutas
Fondue de caramelo o chocolate con frutas, entre ellas la piña (vía Nestlé)

 

Brocheta de frutas
Brocheta de frutas (vía Blog de cuina de la Dolorss)

No sólo fresca, también pasada por la plancha puede ser una fruta deliciosa, en esta ocasión con un poco de chocolate y crema de queso.

 

Piña a la plancha con crema de queso
Piña a la plancha con crema de queso (vía Cocina familiar)

 

La piña rellena es un clásico con el que te ahorras el plato. Tanto en su versión dulce de postre de macedonia, como en la salada en modo ensalada, con sus langostinos o jamón dulce y bien de mayonesa.

 

Piña rellena, versión dulce
Piña rellena, versión dulce (vía El Comidista)

 

Piña rellena, versión salada
Piña rellena, versión salada (vía Cuchillito y tenedor)

 

Otro formato muy habitual para la presentación de piñas es en tarta, ya sea al horno o sin horno, frescas e ideales de cara al verano. Os presentamos una serie de tartas de lo más sugerente, que resaltan especialmente el dorado de la fruta.

 

Tarta de piña con caramelo
Tarta de piña con caramelo (vía Una pizca de hogar)

La tarta invertida que presentamos a continuación nos habla de un ingrediente que viene a ser una premezcla para galletas, mezcla Bisquick Original, que podemos emular siguiendo la siguiente receta. No tiene gran misterio, pero el aspecto granulado es realmente delicioso.

 

Tarta de piña invertida
Pastel de piña invertida (vía Qué rica vida)

 

Tarta de piña sin horno
Tarta de piña sin horno de gelatina (vía La masera)

 

Tarta de flan con piña
Tarta de flan con piña (vía La empana light de Bego)

 

Cupcakes de Piña colada
Cupcakes de Piña colada (vía La repostería de Miguel)

 

Las carnes combinan muy bien con la piña, no en vano suele venir en el cerdo agridulce incluida, por ejemplo. ¿Qué tal unas costillas glaseadas? ¿y unas brochetas de pollo?

 

costillas
Costillas de cerdo glaseadas (vía Gastronomía & cía.)

 

brochetas
Brochetas de pollo con piña (vía Gurmé de Abc de Sevilla)

 

Una mezcla controvertida donde las haya es la pizza con piña, conocida como pizza hawaiana. Inventada en Canadá, 1962 por Sam Panopoulos, tiene sus amantes y sus detractores. Sin duda, algo tendrá cuando ¡resiste en las cartas de los restaurantes!

 

pizza
Pizza hawaiana (vía Cuánta razón)

 

creador
Sam Panopoulu con su polémica pizza hawaiana (vía Greek city times)

 

Bebidas refrescantes con piña

Ahora hablaremos de uno de los cócteles más conocidos elaborados con piña, en sus versiones con y sin alcohol. La piña colada es una bebida refrescante y con aires tropicales que fue presentada por primera vez el 15 de agosto de 1954 en el Bar Beachcomber del The Caribe Hilton, en San Juan de Puerto Rico. Un refrigerio que nos ayudará a trasladarnos en el espacio y en el tiempo.

 

colada alcohol
Piña colada con alcohol (vía Cóctel y bebida)

 

colada sin
Piña colada sin alcohol,  ¡va por ustedes! (vía Jazmín y canela)

¿Os gusta la piña en todas sus presentaciones?

¡Que aproveche!

 

 

2674.- Nos comemos al conejo de Pascua

En Labores en Red estamos viendo venir la Pascua, una amplia selección de amorosos conejitos cargados de huevos están apareciendo por doquier, todo muy tierno… y nutritivo. Por ello vamos a reclamar esta sana carne blanca en una selección de recetas en las que el conejo es el protagonista.

Tierno, achuchable, sabroso y sano conejito de Pascua (vía Wikimedia commons)

Hay muchos lugares en los que el conejo no se come, se ven como tiernas mascotas. Aún recuerdo a un amigo inglés de visita en el pueblo, viendo los conejos que se criaban para comer y sorprendiendose de su destino final, con cara de pena preguntó: “¿Os váis a comer al bunny?” Sí, querido, y bien rico que estará, ya verás.

En esta pequeña selección vamos a hacer dos secciones, una en la que tomamos el conejo tal cual.

Conejo al ajillo es un clásico que no puede faltar en ninguna selección.

Conejo al ajillo (vía La cocina de Fabrisa)

Confitar el conejo es otra manera de guisarlo.

Conejo confitado (vía Las recetas de Triana)

Conejo cazadora o campesina es una manera tradicional de comerlo.

Conejo a la cazadora (vía Divina Cocina)

 
Y a continuación, la segunda sección cuando el conejo forma parte de un todo.

Tengo que reconocer mi debilidad por el arroz como acompañamiento, y si la cosa se pone picantona y con sabores intensos, me gusta aún más. Como ejemplo está el arroz picante con conejo

Arroz picante con conejo (vía Directo al paladar)

Arroz caldoso con conejo del campo, porque todo con algo de juguillo está mucho mejor.

Arroz caldoso con conejo de campo (vía La cocina de Virginia)

La paella que no falte. Ni con lo extremistas que piensan que sólo se come en Valencia, ni con aquellos que piensan que es un “aquí se echa de todo”, como Jaime Olivier y su paella de chorizo.

Paella de conejo (vía Estoy hecho un cocinillas)

A la italiana, con pasta, podemos encontrar el ragú de conejo.

Ragú de conejo con scialatielli (vía Recetas italianas)

Y como no sólo de arroz guisado vive el hombre, vamos allá con una receta al horno con patatas.

Conejo al horno con patatas panaderas (vía Cocina casera y fácil)
¿Tienes costumbre de comer conejo? Si no lo has probado aún, ya sabes por dónde empezar.